•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos de cada tres estadounidenses consideran que los jóvenes indocumentados que ingresaron ilegalmente en el país siendo niños, popularmente conocidos como "soñadores", deberían poder obtener la ciudadanía, según una encuesta divulgada hoy por la radio pública NPR.

La encuesta, elaborada por la empresa demoscópica Ipsos, concluyó que el 65 % de los estadounidenses aboga porque el Congreso encuentre una solución definitiva a estos jóvenes que en los últimos años habían estado protegidos por el programa de Acción Diferida (DACA).

A pesar de que el apoyo a una posible solución es incontestable entre los encuestados que se definen como demócratas (81 %) y los que se consideran independientes (61 %), llama la atención que entre los republicanos (51 %) el apoyo a esta opción también es mayoritario.

El pasado 5 de septiembre, el presidente Donald Trump anunció el fin de este programa, que fue implantado en 2012 mediante una orden ejecutiva firmada por su predecesor, Barack Obama, y dio un plazo de seis meses al Congreso para sacar adelante una legislación que ofreciera una solución permanente a los "soñadores".

Sin embargo, en los últimos meses estos jóvenes se han convertido en un escollo en la negociación entre republicanos y demócratas de un presupuesto federal, y muchos analistas temen que una falta de acuerdo entre ambas formaciones pueda conllevar la expulsión de los cerca de 800,000 "soñadores".

Mientras que la bancada demócrata aboga por aprobar una norma que permita a estos jóvenes acceder a la ciudadanía estadounidense, la republicana vincula esta posibilidad a la aprobación de una partida presupuestaria para construir un muro entre México y Estados Unidos, una de las grandes promesas electorales de Trump.

En este sentido, la encuesta de Ipsos muestra, además, que mientras 56 % de los estadounidenses rechaza la barrera fronteriza, apenas 38 % estaría de acuerdo con su construcción.

En cualquier caso, según el sondeo, 60 % de los consultados opina que el muro supondría un dispendio del dinero de los contribuyentes.

Si bien el 36 % de los encuestados considera que los inmigrantes despojan de puestos de trabajo a los "auténticos" estadounidenses y el 52 % se muestra a favor de que se contrate antes a un compatriota que a alguien procedente de otra nación, el 56 % opina que la inmigración sirve de sustento a la economía del país.

Para la elaboración del sondeo, que fue realizado entre el 31 de enero y el 1 de febrero y tiene un margen de error de 3.5 puntos porcentuales, la empresa contactó a 1,004 personas mayores de edad procedentes de distintos lugares del país.