•   Taipéi, Taiwán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Nicaragua descartó hoy que haya víctimas de su país en el terremoto de magnitud 6,4 Richter que sacudió hoy a Taiwán, y que cobró al menos 2 vidas y dejó a más de 200 heridos en la ciudad de Hualien, al noreste del país asiático.

"Gracias a Dios no hay nada que lamentar en términos de los nicaragüenses que están allá", dijo la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Murillo no brindó detalles sobre el número de nicaragüenses que se encuentran en Hualien, sin embargo, cada año decenas de jóvenes de Nicaragua viajan a Taiwán con becas de estudiantes.

Este mismo martes la vicepresidenta expresó su solidaridad con Taiwán por los daños causados por el terremoto, del que no se descarta siga produciendo víctimas, debido a las afectaciones causadas en varias edificaciones.

El terremoto, que ha dañado seriamente a seis edificios y numerosas obras de infraestructura, ocurrió a las 23:50 hora local (15:50 GMT) del martes y tuvo su epicentro a 18,3 kilómetros al norte-noreste de Hualien.

Más de cien personas atrapadas entre escombros

Más de un centenar de personas permanecen atrapadas en varios edificios destruidos por el terremoto de magnitud 6,4 grados en la escala de Richter que hoy afectó a Taiwán, informaron las autoridades de la isla.

Uno de los edificios más dañados es el colapsado Hotel Tongshuai. Foto: Archivo/END

Uno de los edificios más dañados es el colapsado Hotel Tongshuai (Marshall), mientras que el Hospital Nacional de Hualien (este de Taiwán) ha quedado parcialmente inclinado tras el temblor, según datos del Centro de Respuesta de Emergencias.

En Hualien -la localidad más afectada- calles, avenidas, carreteras e infraestructuras en general se encuentran dañadas, con grietas en las calzadas, olor a gas en las calles y el tráfico interrumpido en la autopista Su Hua y el puente Hualien, puntualizó la fuente.

En otros lugares de la isla, en especial en distrito de Yilan y el Nuevo Taipei, también hay edificios dañados, sin que haya datos concretos de personas atrapadas.