•  |
  •  |
  • AFP

Las fuerzas de seguridad francesas, en colaboración con las españolas, detuvieron hoy en el suroeste de Francia a Jurdan Martitegi, presunto jefe del aparato militar de la organización armada separatista vasca ETA, según Radio Nacional de España (RNE) y otros medios de comunicación españoles. Martitegi, ha sido capturado en los alrededores de Perpiñán, al suroeste de Francia, junto a otros dos presuntos etarras.

El Ministerio francés del Interior anunció por su parte la detención de tres presuntos miembros de ETA en Mautauriol, en el departamento francés de los Pirineos Orientales, sin confirmar que uno de ellos sea Martitegi. Dos de los tres presuntos etarras serían clandestinos aún no indentificados formalmente, añadió el Ministerio, que precisó que estaban armados y llevaban documentación falsa.

Según el Ministerio, el arresto tuvo lugar durante una operación de la Subdirección Antiterrorista (SDAT), coordinada por Baltasar Garzón, el juez especialista de los asuntos de terrorismo de la Audiencia Nacional, el tribunal español encargado de estos temas, en colaboración con la Comisaría General de Información (CGI) española. Paralelamente, tres personas han sido detenidas en la provincia vasca de Álava, en el País Vasco.

Jurdan Martitegi, de 28 años, un ex dirigente del "comando Viscaya" desmantelado en julio pasado, y considerado particularmente violento, es el supuesto sucesor como responsable militar de ETA de Aitzol Iriondo, arrestado también en Francia el 8 de diciembre. Aitzol Iriondo había sucedido a Garikoitz Aspiazu, llamado "Txeroki", también detenido en Francia ek 17 de noviembre pasado.

Fin al terrorismo dentro y fuera de España
El oficialista Partido Socialista español afirmó en un comunicado que la detención de los tres presuntos etarras era una "excelente noticia", y felicitó a las fuerzas de seguridad "por su trabajo constante e intenso para acabar con el terrorismo dentro y fuera" de España. "Es una tarea que, sin duda, cuenta con la máxima colaboración de los cuerpos de seguridad de otros países tal y como, una vez más, acaba de demostrar Francia", añadió. "Los terroristas deben saber que el único camino que toman con sus acciones es el de la cárcel", puntualizó el partido.

En los últimos meses fueron detenidos en Francia numerosos responsables y presuntos miembros de ETA. En total, 11 de ellos fueron arrestados en Francia y 11 en España desde el principio del 2009, según los medios de comunicación españoles. La organización separatista es considerada responsable de 825 muertes en más de 40 años de violencia por la independencia del País Vasco. Reanudó con los atentados a mediados de 2007, luego de una tregua de 15 meses y el aborto de las negociaciones con el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

ETA había advertido la semana que planeaba seguir adelante con sus acciones violentas, y había fijado como "objetivo prioritario" a los "responsables políticos" del próximo gobierno del País Vasco, que será presidido por el socialista Patxi López, luego de 30 años en el poder del partido nacionalista PNV.