elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

Un jefe regional y otros 43 presuntos integrantes del poderoso cártel de narcotráfico de "La Familia" fueron detenidos hoy en el estado Michoacán (oeste), donde esa organización tiene su mayor área de acción, informó la policía mexicana. "Se logró la detención de 44 personas, entre ellos, Rafael Cedeño González, presuntamente jefe de La Familia de la región de Lázaro Cárdenas (Michoacán) y tres municipios del estado de Guerrero (suroeste)", sostuvo en rueda de prensa Rodrigo Esparza, comisionado de la Policía Federal.

El funcionario añadió que "Cedeño, de 47 años, reportaba directamente a Nazario Moreno González, líder principal de 'La Familia'", incluido en la lista de los capos más buscados del país y por quien el gobierno mexicano ofrece una recompensa de 30 millones de pesos (cerca de dos millones de dólares).

"El operativo se llevó con la participación de 400 elementos, un avión Boeing 727 y dos helicópteros en las inmediaciones de un centro social de la ciudad de Morelia, capital de Michoacán, donde Rafael Cedeño llevaba a cabo un evento familiar (un bautizo)", expresó el jefe policial. Entre los arrestados, figuran la esposa, un hijo y un hermano del capo regional.

Se trata de una las principales organizaciones de narcotraficantes de México, que tiene su base central de operaciones en ese estado del oeste del país y que se conoce como "La Familia michoacana", aunque también actúa en el estado de Guerrero (suroeste). En Lázaro Cárdenas, Cedeño "coordinaba el trasiego de cocaína que provenía de Centro América y en el puerto de esa localidad (sobre el Pacífico) recibía los cargamentos de efedrina y pseudoefedrina provenientes de Asia y Europa", agregó.

El gobierno mexicano ha desplegado más de 36.000 militares y otros miles de policías en las zonas más calientes del país, incluida Michoacán, para combatir a los cárteles de la droga cuyas disputas por el mercado local y el tráfico hacia Estados Unidos dejó más de 7.300 muertos desde 2008.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó México el jueves pasado donde asumió un mayor compromiso de su país para profundizar planes conjuntos de combate al crimen organizado, sobre todo en la frontera común, azotada por la violencia del narcotráfico.