•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de EE. UU., Donald Trump, se dirigió ayer a “una nación de luto” tras la masacre del miércoles en Parkland (Florida), y subrayó que “estamos todos juntos como una única familia”.

“Hoy hablo a una nación en luto. Estamos todos juntos como una única familia”, dijo Trump en un discurso a los estadounidenses después del tiroteo, que dejó 17 muertos y quince heridos en un centro de educación secundaria.

El mandatario recalcó que “debemos responder al odio con amor. Y a la crueldad, con amabilidad”.

Trump señaló que planea viajar a Parkland, para visitar a las familias de las víctimas y las autoridades locales, y que sostendrá un encuentro con los gobernadores estatales para hacer de la seguridad en las escuelas “nuestra principal prioridad”.

Salud mental

Asimismo, el mandatario prometió “enfrentar el difícil problema de la salud mental”.

En su discurso, sin embargo, Trump no hizo mención alguna a posibles medidas legislativas para reforzar el control del acceso a armas de fuego.