•   Johannesburgo, Sudáfrica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El nuevo jefe de Estado sudafricano, Cyril Ramaphosa, prometió el viernes un "nuevo comienzo" para el país y "cambiar el curso de la corrupción", tras la dimisión de Jacob Zuma, cuya presidencia estuvo marcada por los escándalos.

"Tenemos que dejar atrás toda la negatividad que perturbó a nuestro país porque nos espera un nuevo comienzo. Llegó un maravilloso comienzo", declaró Ramaphosa delante de los diputados, en la presentación, al día siguiente de su elección, de las grandes líneas de su programa en su discurso sobre el estado de la Nación.

"Es el año en que cambiaremos el curso de la corrupción en las instituciones públicas", aseguró Ramaphosa.

Cyril Ramaphosa, nuevo jefe de Estado de Sudáfrica. Foto: AFP/END

"Tendrán que tomarse decisiones difíciles", especialmente para "estabilizar nuestra deuda y establecer la salud de nuestras empresas públicas", agregó, en un contexto económico difícil, con empresas públicas muy endeudadas.

En 2016, un informe oficial sacó a la luz la implicación de una poderosa familia de empresarios, los Gupta, en la gestión de los temas de Estado del país.

Ramaphosa también dijo estar determinado a "desarrollar" el sector minero, una de las principales fuentes de ingresos de Sudáfrica, la primera economía del continente africano.

Cyril Ramaphosa, jefe del Congreso Nacional Africano (ANC, en el poder), fue elegido el jueves presidente de la República, al día siguiente de la dimisión de Jacob Zuma.