•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Seis recién nacidos que recibían respiración asistida murieron tras un corte de electricidad en el hospital donde eran atendidos, en el sureste de Venezuela, denunciaron este sábado un testigo y un diputado opositor.

Los decesos se registraron el pasado miércoles en el Hospital Pediátrico Menca de Leoni, de San Félix (a unos 670 km de Caracas), dijo a la AFP Jesús Hernández, miembro de un grupo de voluntarios que recauda insumos médicos -en grave escasez- para donar.

La interrupción eléctrica se prolongó unas cuatro horas, sostuvo.

El caso fue confirmado por el médico y legislador de la oposición José Olivares.

"A las doce del mediodía del 14 de febrero ocurrió una falla eléctrica y la planta no se activó porque está dañada. En el área de terapia neonatal había seis niños conectados a ventilación mecánica porque nacieron con afecciones pulmonares", narró el voluntario.

Al no arrancar el generador, "los médicos y padres empezaron a hacer ventilación manual, así estuvieron durante cuatro horas. Lamentablemente empezaron a complicarse y los seis bebés que dependían de respiración mecánica fallecieron", añadió.

Las autoridades no se han pronunciado al respecto.

Según Hernández, en el hospital donde ocurrió el caso se registran hasta dos cortes de luz diarios, "pese a que el estado Bolívar (donde está San Félix) alberga la hidroeléctrica del Guri, que genera 70% de la energía del país".

"¿Quién responde por esas muertes? Deberíamos poder garantizar aunque sea la electricidad en todos los hospitales del país", escribió en Twitter el diputado Olivares.

En medio de la crisis de la salud, con escasez crónica de medicinas e insumos médicos, la mortalidad infantil aumentó 30,12% en 2016 frente a 2015 (11.466 decesos de menores de un año), según la más reciente cifra oficial.

Las interrupciones eléctricas son frecuentes en varias regiones, incluida Caracas. El gobierno suele atribuir los fallos a "sabotajes", pero la oposición asegura que se debe al mal estado de la infraestructura por la negligencia y la corrupción oficial.