•   Irán  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un avión de línea iraní que cubría una ruta interna se estrelló ayer en medio de una tormenta de nieve en una región montañosa del suroeste de Irán con 66 ocupantes que se teme hayan muerto.

Más de doce horas después del accidente, la televisión estatal anunció la suspensión, por falta de luz, de la búsqueda de los restos del biturbohélice ATR-72 de la compañía Aseman Airlines y el reinicio al amanecer si las condiciones climáticas lo permiten.

“Dadas las circunstancias especiales de la región, todavía no tenemos acceso al lugar del siniestro y por lo tanto no podemos confirmar de forma precisa y definitiva la muerte de todos los ocupantes de este avión”, afirmó el portavoz de la compañía Aseman Airlines, Mohamad Tabatabai, a la agencia de noticias Isna.

Previamente la aerolínea había anunciado que en el aparato viajaban 60 pasajeros, entre ellos un niño, y seis miembros de la tripulación.

El avión había despegado del aeropuerto de Teherán hacia las 08H00 locales (04H30 GMT) rumbo a la ciudad de Yasuj, en la provincia de Ispahan, en el suroeste del país.

El aparato se estrelló en el monte Dena, en las montañas de Zagros, a unos 500 km de Teherán y a menos de 25 km de su destino, según esta fuente.

Unos 120 rescatistas de la Media Luna Roja iraní fueron enviados a la zona del siniestro.

Incredulidad

Hacia las 16H30 (13H00 GMT), el lugar del impacto del aparato no se había localizado y se desconocían las causas exactas del accidente, ocurrido durante una tormenta de nieve.

El guía supremo iraní, Ali Jamenei, envió sus condolencias a los familiares de las personas que iban a bordo del avión, según la televisión pública.

En Teherán, allegados a los pasajeros del vuelo EP3704 se reunieron en una mezquita cercana al aeropuerto de Mehrabad. “No puedo creérmelo”, lamentaba una mujer cuyo marido viajaba a bordo del avión.

Yalal Pooranfar, responsable del servicio nacional de rescate en la región del accidente indicó, según la agencia Isna, que un helicóptero que había sido enviado para localizar los restos del aparato “tuvo que dar media vuelta debido a la tormenta de nieve”.

“Las circunstancias del accidente siguen sin conocerse”, indicó a la AFP en París un portavoz de ATR, filial conjunta del constructor europeo Airbus y del grupo italiano Leonardo.

Según Isna, el presidente iraní, Hasan Rohani, ordenó al Ministerio de Transporte crear una célula de crisis para investigar los motivos del accidente.

Aumenta cifra de muertos por desplome de helicóptero en México

El número de víctimas fatales causadas por  el desplome de un helicóptero de la Fuerza Aérea Mexicana en el  sureño estado de Oaxaca, el pasado viernes, subió a 14, informó ayer  la Fiscalía.  En el lugar del accidente, en la comunidad de Jamiltepec, se  levantaron 13 cuerpos y uno de los 15 heridos falleció mientras  recibía atención médica en un hospital, precisó la Fiscalía en un  comunicado.

En el helicóptero viajaban el secretario de Gobernación de  México, Alfonso Navarrete, y el gobernador del estado de Oaxaca,  Alejandro Murat, quienes resultaron ilesos, para evaluar la  situación en esta región  por el terremoto del pasado viernes.     

Las autoridades precisaron que la caída de la aeronave dejó un  saldo de nueve mujeres, cuatro hombres y un bebe de seis meses  fallecidos.     

Las autoridades mexicanas aseguraron que el accidente se debió a  la oscuridad y al polvo que se levantó ante la llegada del aparato  en una zona donde había varios vehículos estacionados.    

El secretario de la Defensa Nacional, el general Salvador  Cienfuegos, dijo que este ministerio asumía toda la responsabilidad  por lo acontecido durante una reunión con los familiares de las  víctimas en el marco de una visita a la zona afectada.