•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El director general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, Carlos Fernández de Cossío, recibió hoy en La Habana a un grupo de congresistas demócratas, encabezados por el senador Patrick Leahy, a quienes les reiteró que no existen evidencias de los supuestos ataques a diplomáticos estadounidenses.

El diálogo con los congresistas fue "constructivo y sincero", según expresó en su cuenta oficial de Twitter Fernández de Cossío, que dirige los asuntos relacionados con EE.UU. de la Cancillería desde la semana pasada en sustitución de Josefina Vidal.

La delegación, que llegó a la isla el fin de semana, tiene previsto reunirse con funcionarios del Gobierno cubano y con diplomáticos de otros países para abordar el estado de la investigación sobre esos misteriosos ataques, que según Washington afectaron la salud de una veintena de sus diplomáticos en la isla.

El Gobierno de Donald Trump acusa a Cuba de ocultar quién está detrás de esos ataques, mientras que las autoridades de la isla niegan su responsabilidad o conocimiento sobre esos sucesos, de los que no hay evidencia alguna según su investigación interna.

Según medios oficiales de la isla, Fernández de Cossío insistió hoy con esa delegación bicameral en la falta de pruebas y las dificultades para llevar a cabo una investigación rigurosa.

Además de Leahy, veterano senador por Vermont, integran la delegación los senadores Ron Wyden (Oregon) y Gary Peters (Michigan); y los representantes Jim McGovern, por Massachusetts; Kathy Castor, de Florida; y Susan Davis por California, informaron a EFE fuentes de la embajada de EE.UU. en La Habana.

Leahy, vicepresidente del comité de asignaciones del Senado, ha sido uno de los mayores defensores del acercamiento entre EE.UU. y Cuba en el Congreso y ha visitado la isla en numerosas ocasiones.

Los congresistas también prevén otros encuentros en la capital cubana con pequeños empresarios del emergente sector privado y expertos en los sectores de educación, economía y biotecnología; además de ofrecer una rueda de prensa el miércoles, último día de su visita.

Como consecuencia de los ataques que alega la administración Trump, el Gobierno de EE.UU. retiró el pasado octubre a casi todo el personal de su embajada en La Habana y expulsó de Washington a 17 diplomáticos cubanos, además de aprobar el noviembre nuevas restricciones al comercio y los viaje.

La parálisis de los asuntos consulares por la falta de personal en ambas embajadas -reabiertas formalmente en julio de 2015-, y el endurecimiento del embargo son otros de los asuntos que prevé abordar la delegación bicameral liderada por Leahy.

También está previsto tratar con sus interlocutores la transición presidencial en Cuba, donde el mandatario Raúl Castro dejará la presidencia en abril próximo y todo apunta a que será el vicepresidente primero, Miguel Díaz-Canel, quien herede el cargo.