•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A pocos días para la inscripción de candidatos, la oposición venezolana lidia con sus divisiones para decidir si participa en las presidenciales del 22 de abril, pero se inclina por marginarse y viciar de ilegitimidad la posible reelección de Nicolás Maduro.

Sin perspectiva de lograr las garantías que exigen, partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) creen en su mayoría que lo correcto es no competir por falta de “transparencia”, dijeron este lunes a la AFP fuentes de esas organizaciones.

Como resultado de las consultas iniciadas el pasado 8 de febrero, la MUD se decanta por no inscribir un aspirante, aunque no todos los partidos --de la veintena que conforman la alianza-- comparten esa decisión.

“El anuncio seguramente se hará mañana (martes). En mi opinión, es una decisión equivocada”, dijo una de las fuentes, que habló bajo condición de anonimato.

La inscripción de postulantes deberá realizarse entre el sábado y el lunes próximos.

Sobre la mesa también está la opción de presentar un candidato que luche por condiciones, pero que se retire si no las consigue, agregó la fuente.

La MUD considera que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no ofrece garantías de imparcialidad al estar “bajo control del Gobierno”, por lo que anticipa un “fraude”.

Voluntad Popular, el partido del opositor Leopoldo López, en arresto domiciliario, se adelantó el pasado viernes a anunciar su rechazo a las presidenciales, convocadas de forma anticipada por la oficialista Asamblea Constituyente.

La agrupación aduce que hacerlo sería legitimar un “fraude” para perpetuar a Maduro, que busca un segundo período hasta 2025, pese a su impopularidad, que supera 70% según encuestas a raíz de la grave crisis socioeconómica.