•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Este gran ejercicio inicia el día de hoy (ayer) y se mantiene en actividad, en un proceso de planificación durante todos estos días (...), estamos acá movilizando más de un millón de hombres y mujeres que van a participar”, dijo el jefe del Comando Estratégico Operacional (CEO) de las Fuerzas Armadas, Remigio Ceballos,  en un encuentro con periodistas locales transmitido por el canal estatal VTV.

El jefe del CEO detalló que unos 328,000 milicianos, 150,000 miembros de tropa de todos los componentes “y 550,000 personas que van a integrar los órganos de dirección para la defensa integral” participarán de estos ejercicios, en atención a un “llamamiento” hecho el pasado sábado por el presidente venezolano, Nicolás Maduro.Venezuela inició hoy ejercicios militares, en los que estima participarán más de un millón de personas. Foto: EFE/END

“Nosotros continuamos ese llamamiento para la milicia, para la reserva, para que todo el pueblo venezolano participe en esta acción que lo que hace es prepararlo para la defensa integral de la patria”, añadió Ceballos.

Los ejercicios, que se desarrollarán “en cada estado de la República” y contarán con la participación de “toda la fuerza armada”, tendrán su despliegue final el venidero sábado, cuando se realicen acciones “enmarcadas en el ámbito de la defensa militar”, dijo Ceballos sin ofrecer detalles.

Padrino llama a “no temer”

Entretanto, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, pidió a los venezolanos en el mismo encuentro con periodistas, “no temer” ante estos ejercicios y por el contrario, sumarse a ellos.

Los ejercicios militares fueron convocados por Maduro en medio de la tensión diplomática entre Venezuela y Colombia y en época electoral, puesto que el país elegirá a un nuevo presidente para el período 2019-2024 el 22 de abril.Los ejercicios se desarrollarán en cada estado de la República.

En tal sentido, Padrino remarcó que las fuerzas armadas no abandonarán sus labores concernientes al llamado Plan República, que garantiza la seguridad durante todos los comicios en el país.

“(Asumiremos) en paralelo todo lo que tiene que ver con el Plan República para darle la seguridad al electorado venezolano, para que salga seguro el próximo 22 de abril a ejercer su derecho libre, sus elecciones libres”, dijo.

OEA pide  más sanciones contra Venezuela  

En Ginebra, el secretario general de la OEA Luis Almagro, pidió ayer a la comunidad internacional, que imponga nuevas sanciones “más amplias y fuertes” al Gobierno venezolano, al que acusó de ser “una amenaza para la paz y la seguridad internacional”.

“Las sanciones son la herramienta diplomática más fuerte que tenemos, así que pido a los Estados que introduzcan más sanciones, más amplias y más fuertes contra este régimen. Las sanciones no harán daño a la gente de Venezuela, sino a los bolsillos de aquellos que se apropian del dinero que queda”, dijo el responsable regional.

Almagro se refirió extensamente al caso de Venezuela en su discurso de apertura de una reunión de disidentes de numerosos países que organiza anualmente la ONG Human Rights Watch en Ginebra.

“La sanción más terrible para el pueblo venezolano serían seis años adicionales de represión y dictadura, de hambre, de enfermedad y de privación de sus derechos humanos. “, aseguró ante la audiencia.

De esa manera se refirió a la posibilidad de una reelección del presidente Nicolás Maduro en las comicios que ha convocado para abril próximo.

No escudarse en la no intervención

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió a los países no seguir escudándose detrás del principio “de no intervención para seguir mirando a otro lado mientras este régimen elimina los derechos de sus ciudadanos”.

En cambio, les instó a “utilizar todos los instrumentos a su alcance para poner fin a esta opresión”.

“Venezuela es una amenaza para la paz y la seguridad internacional. Ningún país debe ignorar lo que pasa en Venezuela ni ser complaciente”, continuó.

Almagro defendió la posición de claro enfrentamiento que mantiene con el gobierno de Maduro y dijo que desde la posición que ocupa, al frente de la OEA, su responsabilidad es “ser un campeón de los principios y derechos que esta organización defiende”.