•   Belo Horizonte, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

"El problema no es Lula, son millones de Lulas", declaró el miércoles el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva al reafirmar en un mitin su intención de presentarse a las elecciones de octubre pese a sus graves problemas judiciales.

"Están lidiando con un ser humano diferente. Porque yo no soy yo, soy la encarnación de un pedacito de célula de cada uno de ustedes", proclamó el líder de la izquierda ante unos miles de partidarios congregados en el centro de ferias Expominas de Belo Horizonte (sudeste).

"No sé lo que ocurrirá en la Justicia. Lo que sé, es que no respeto esa decisión, porque de lo contrario, cuando mi nieta crezca no me respetará", alegó el exmandatario (2003-2010), que encabeza en los sondeos las intenciones de voto pero que también tiene un alto índice de rechazo.

"Por eso, quiero decir: soy candidato" y "volveré para garantizarle a este pueblo el derecho de vivir mejor", agregó Lula, de 72 años, en el acto convocado por el Partido de los Trabajadores (PT).

El exlíder sindical, condenado a doce años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero, presentó una serie de recursos para evitar a la vez ir a la cárcel e impedir que su candidatura sea invalidada.

Según la acusación, Lula se benefició de un apartamento ofrecido por la constructora OAS a cambio de su influencia para obtener contratos en Petrobras.

Lula, de 72 años, enfrenta además otros seis procesos judiciales, pero se declara inocente en todos y denuncia un acoso judicial para impedir que el PT vuelva al poder.

Pero el PT, muchos de cuyos dirigentes históricos enfrentan igualmente serios problemas judiciales, se recuperará y saldrá victorioso de esas lides, prometió Lula.

"Cada vez que tratan de destruir al PT, nos levantamos de nuevo", aseguró en el mitin en la capital del estado de Minas Gerais.