•  |
  •  |

El gobierno colombiano aceptó el miércoles una fórmula para la liberación de tres rehenes de la guerrilla de las FARC presentada por el presidente venezolano, Hugo Chávez, en una declaración leída por el canciller colombiano, Fernando Araújo.

"El gobierno de Colombia autoriza la misión humanitaria en los términos de su misiva y delega como su representante al doctor Luis Carlos Restrepo (alto Comisionado para la Paz)", aseguró el funcionario en una carta de respuesta a una petición de Caracas tramitada a través de su par, Nicolás Maduro.

En una rueda de prensa celebrada en el Ministerio de Defensa, Araújo insistió que la misión "unilateral" e "incondicional" de liberación de los rehenes deberá emplear aeronaves con el distintivo del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

"Por razones constitucionales, las aeronaves que se empleen en esta misión humanitaria deben llevar los emblemas de la Cruz Roja Internacional", precisó el funcionario tras una reunión en la que participaron el comisionado Restrepo, el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, y toda la cúpula militar.

En la misiva, Bogotá también agradeció "al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y en particular al presidente Hugo Chávez, su interés en la liberación unilateral e incondicional de estos tres secuestrados".

El miércoles, desde Caracas, Chávez dijo que la liberación de los tres rehenes era "sólo cuestión de horas" si Colombia daba el aval a su plan elaborado en acuerdo con las guerrillas y que incluye la participación de delegados de Francia, Brasil, Ecuador, Argentina, Cuba y Bolivia.

"Si la operación arrancara mañana por la mañana, antes de que termine el día podrían estar aquí Clara, Consuelo y Emmanuel", dijo Chávez, quien añadió que él rechaza una entrega clandestina por todos los riesgos que implica.

Las FARC anunciaron en un comunicado divulgado la semana pasada la entrega de Clara Rojas -ex candidata a la Vicepresidencia de Colombia-, su hijo Emmanuel (nacido en cautiverio), y la ex congresista Consuelo González, en "desagravio" a Chávez, cesado en su labor de mediación para un canje humanitario de rehenes por prisioneros de las FARC en Colombia.

En Bogotá, los familiares se congratularon con el anuncio. "Estamos felices. Contábamos con el apoyo del gobierno colombiano y sentimos muy cerquita a mi mamita, a Clarita y a Emmanuel", dijo María Fernanda Perdomo, hija de la ex congresista González.

"Estamos esperando la llamada e iremos donde sea necesario a recibirlos", añadió la mujer.

Por su parte, Iván Rojas -hermano de Clara- también señaló a la AFP que "las cosas se están dando y sé que vamos a llegar al resultado final que es tenerlos en casa de nuevo".

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) se declaró el miércoles listo a colaborar con la fórmula presentada por Chávez.

"El CICR mantiene diálogos con el gobierno de Colombia, con el de Venezuela y con las FARC. Estamos listos a colaborar", indicó a la AFP Ives Heller, vocero del organismo en Colombia.

Al explicar su plan, Chávez previó que las aeronaves partan hacia el aeropuerto de la ciudad colombiana de Villavicencio (departamento colombiano de El Meta), a una hora de vuelo de la frontera colombo-venezolana, donde los emisarios deberían recibir las coordenadas del lugar donde serían entregados los rehenes.