•   Panamá  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Coalición Regional contra la Trata de Personas y el Tráfico Ilícito de Migrantes, integrada por Centroamérica, México y República Dominicana, culminó hoy una reunión en Panamá con el propósito de aunar esfuerzos para luchar contra esta lacra social.

El secretario de la Comisión Nacional Contra la Trata de Personas en Panamá, Rodrigo García, explicó a Acan-Efe que Centroamérica es una región de tránsito, origen y destino de la trata de personas, y que por eso es tan necesaria la coordinación entre todos los países y el intercambio de información bajo parámetros comunes.

La reunión, la primera que la coalición celebra este año y que se celebró a puerta cerrada, comenzó el lunes en un hotel de la capital panameña y estuvo auspiciada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

Al evento acudieron, entre otros representantes, el vicecanciller de Nicaragua, Iván Lara, y la directora general de la Policía de Honduras, Mirna Suazo, según un comunicado del Ministerio de Seguridad Público de Panamá. Rodríguez explicó que el delito de la trata de personas tiene distintas versiones como la esclavitud laboral, el tráfico de órganos o la explotación sexual.

La ONU calcula que la trata es una actividad ilícita que mueve anualmente 32.000 millones de dólares en todo el mundo, solo por detrás del narcotráfico, y el 70 % de sus víctimas son mujeres.

En Panamá, que reconoce la trata como un delito desde 2011 gracias a la aprobación de la Ley 79, el más frecuente es la explotación con fines sexuales y la mayoría de las víctimas son extranjeras, recordó el funcionario panameña.

Las autoridades panameñas han rescatado desde 2014 a un total de 190 víctimas de trata de personas, ha desmantelado 16 organizaciones internacionales y ha procesado a 50 criminales, según la Comisión Nacional contra la Trata de Personas.

"En nuestro país no hemos captado trata infantil, pero en otros países lamentablemente sí existe", lamentó Rodríguez.