•   Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de Estados Unidos, Thomas Shannon, dijo ayer en Quito que “la decisión de Ecuador, Nicaragua y El Salvador de abstenerse  en la última votación de la Organización de Estados Americanos (OEA) fue un mensaje fuerte para Venezuela sobre la necesidad de que encuentren una manera de presentar elecciones confiables”, informó el diario ecuatoriano El Comercio.

El pasado viernes en una sesión de la OEA se aprobó una resolución que emplaza a Venezuela a cancelar las elecciones presidenciales del 22 de abril y propuso otros comicios “justos, libres y con observación internacional”. La resolución se aprobó, pese al rotundo rechazo de Venezuela y Bolivia a que se celebrara la reunión, por 19 votos, 5 en contra, 8 abstenciones y 2 ausencias.

Shannon se reunió ayer en la capital ecuatoriana con el presidente Lenín Moreno, para abordar temas de cooperación en seguridad, asuntos políticos como el de Venezuela y temas comerciales bilaterales. 

Ecuador, aliado de Venezuela durante el correísmo, se abstuvo de votar en el Consejo Permanente de la OEA, que el viernes aprobó una resolución en la que exhortó al gobierno de Nicolás Maduro, a postergar las elecciones que anticipó para el 22 de abril --en las que no participará la oposición-- y presentar otro calendario electoral.

El lunes en Ginebra, la canciller ecuatoriana María Fernanda Espinosa manifestó que su país no descarta ser un “interlocutor amigable” en la crisis de Venezuela.

 Thomas Shannon EFE/END

Estados Unidos, que criticó al gobierno de Correa por sus vínculos con Irán y Bielorrusia y los controles que impuso sobre los medios de comunicación, es el principal socio comercial de Ecuador.

Retoman rumbo diplomático

El comercio también citó al embajador ecuatoriano acreditado en Washington, Francisco Carrión, quien dijo que Shannon es la más alta autoridad que ha visitado el Ecuador en nueve años. 

Ecuador, que en la última década mantuvo una relación de altibajos con Estados Unidos, “retomó” el buen rumbo diplomático con ese país, afirmó el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno. El mandatario prácticamente dio por iniciada una nueva era con Washington, tras recibir la visita del subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de Estados Unidos, Thomas Shannon.- El subsecretario de Estado para Asuntos Políticos de Estados Unidos, Thomas A. Shannon (d), acompañado del embajador de EE.UU. en Ecuador, Todd C. Chapman (i). EFE/END -

“Con mucha cordialidad hemos retomado una relación que será beneficiosa en muchos ámbitos”, dijo el mandatario a través de Twitter. El gobierno socialista del exmandatario Rafael Correa (2007-2017) mantuvo vínculos tirantes con Washington, tras negarse a renovar un pacto que por una década permitió a Estados Unidos el uso de una base militar en territorio ecuatoriano para operaciones antidrogas.

También se opuso a suscribir un acuerdo de libre mercado y expulsó a varios militares y diplomáticos a los que acusó de injerencia. Incluso, en el peor momento, los países llegaron a estar sin embajadores. El diplomático estadounidense se puso a tono con los nuevos tiempos que empezaron a correr en la relación bilateral.

“Tuve la oportunidad de hablar de una manera extendida y profunda sobre las relaciones bilaterales (...) y la manera en que podemos empezar a renovar y a refortalecer nuestras relaciones en todas las áreas”, dijo Shannon a la prensa tras el encuentro con Moreno.

El subsecretario, quien cumplió una visita de tres días a Quito dentro de una gira que incluirá Colombia y Chile, también conversó con varios ministros ecuatorianos como el de Defensa, Patricio Zambrano.

Moreno había anticipado que trataría con el representante de la Casa Blanca temas como la “lucha contra la droga y el terrorismo”, y la “defensa de la democracia”.