•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una jueza de Estados Unidos fijó para el 17 de septiembre el comienzo del juicio contra Paul Manafort, exjefe de campaña del presidente, Donald Trump, y que hoy se declaró no culpable de varios cargos relacionados con la investigación sobre la supuesta injerencia rusa en las elecciones de 2016.

La jueza Amy Jackson, de la Corte del Distrito de Columbia, dio a conocer hoy durante una audiencia la fecha del juicio, que llegará apenas dos meses antes de las elecciones legislativas de noviembre.

Hoy fue la primera vez que Manafort compareció ante la jueza después de que quien fuera su mano derecha y "número dos" en la campaña electoral de Trump, Rick Gates, se declarara culpable de dos de los cargos que el fiscal especial para la trama rusa, Robert Mueller, ha presentado en su contra.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos. Archivo/END

Como parte del acuerdo de culpabilidad, Gates acordó cooperar "de manera plena, veraz, completa y directa" con la oficina del fiscal especial, lo que podría traducirse en más cargos contra Manafort.

El pasado octubre, Manafort y Gates se declararon no culpables de los 12 cargos que presentó en su contra el fiscal especial, que les acusa de haber ocultado al Gobierno de EEUU hasta 75 millones de dólares que obtuvieron por asesorar al Gobierno prorruso de Víktor Yanukóvich en Ucrania (2010-2014) y a otros oligarcas rusos.

El mismo día en el que Gates se declaró culpable, el pasado viernes, el equipo de Mueller presentó varios cargos contra Manafort en la corte del distrito este de Virginia, estado en el que tiene una vivienda y, por tanto, donde los fiscales pudieron acusarle de evasión de impuestos y fraude bancario.

El equipo de Mueller también presentó la semana pasada nuevos cargos contra Manafort en la Corte del Distrito de Columbia, donde le acusó de haber pagado a "antiguos políticos europeos de alto rango" para tomar posiciones favorables a Ucrania, a pesar de que sus actividades debían ser independientes.

Paul Manafort enfrentará un juicio. EFE/END

Manafort se declaró hoy no culpable de todos esos nuevos cargos presentados en su contra en la corte del Distrito de Columbia y se prevé que este viernes haga lo mismo en la corte de Virginia, donde enfrenta nuevos cargos y donde podría enfrentarse a otro juicio, cuya fecha no ha sido fijada.

En la audiencia de hoy, Kevin Downing, el abogado de Manafort, aseguró que está preparado para pelear por la inocencia de su cliente en los dos tribunales federales.

Durante la audiencia, de unos 30 minutos, la jueza ofreció sus condolencias a Manafort, puesto que su suegro falleció el pasado sábado. Manafort, que lleva cuatro meses bajo régimen de arresto domiciliario, agradeció a la jueza que le permitiera viajar a Long Island, en Nueva York, para asistir al velorio y al funeral con la restricción de regresar el martes a su residencia en Alexandria, en el estado de Virginia.

La semana pasada, la jueza rechazó una petición de Manafort para que le redujera la fianza que le fijó en octubre y asciende a 10 millones de dólares.

El cargo más grave al que se enfrenta Manafort es el de fraude bancario, que conlleva una pena máxima de 30 años de cárcel. El proceso contra Manafort es producto de la investigación de Mueller sobre los lazos entre Rusia y la campaña de Trump para influir en las elecciones presidenciales de 2016, pero no está relacionado con las actividades que Manafort desempeñó entre mayo y agosto de 2016 como jefe de la campaña de Trump.

Manafort, de 68 años, tuvo que dimitir tras descubrirse que había ocultado a las autoridades un pago de 12,7 millones de dólares que recibió por asesorar al expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich.