•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de EE.UU., Donald Trump, rindió hoy homenaje al fallecido reverendo evangélico Billy Graham durante una ceremonia en su honor celebrada en el Capitolio, donde permanecerá hasta este jueves.

"Billy Graham llevó su mensaje por todo el mundo, pero su corazón, como diría (Benjamin) Franklin, siempre estuvo en Estados Unidos", dijo Trump durante el acto al que también asistieron el presidente de la Cámara Baja, Paul Ryan, y el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, ambos republicanos.

"Llevó su mensaje a los lugares más pobres, a los oprimidos y a los quebrantados de corazón, a los presos en prisión y a los ignorados y descuidados. Sintió una gran pasión por los olvidados", dijo Trump.

Donald Trump y su esposa, Melania. EFE/END

"Dios te ama, ese era su mensaje, Dios te ama", reiteró el multimillonario. Graham, predicador evangélico y confidente espiritual de varios presidentes estadounidenses, murió a la edad de 99 años la semana pasada.

Trump recordó uno de sus primeros recuerdos de Graham y dijo a los asistentes reunidos en el Capitolio que fue a escuchar su prédica en el estadio de los Yankees en Nueva York cuando era niño.

El multimillonario elogió la influencia de Graham en el país y en el mundo, y señaló que cientos de millones de personas acudieron a lo largo de los años a sus sermones en todo el mundo, mientras que otros muchos le siguieron a través de la radio y la televisión.

Ryan también ofreció unas palabras de recuerdo para el reverendo. "Aquí yace el pastor de Estados Unidos. El hombre tenía ese don para conectarse con la gente. Cuando escuchaba al reverendo Graham, era como si estuviera justo a tu lado", afirmó el congresista.

Por su parte, McConnell elogió la extensa labor evangelizadora de Graham y señaló que "compartió el evangelio con más personas cara a cara que ningún otro en la historia". "Su objetivo era simple: compartir las buenas nuevas con tantas almas como fuera posible.

Mike Pence (vicepresidente de Estados Unidos, a la izquierda), junto a Melania y Donald Trump. EFE/END

Cuando hubo triunfos, Billy insistió en que no eran hechos por el hombre. 'El secreto de mi trabajo', explicó, 'es Dios'", relató el senador. Graham se une así a un selecto grupo de notables estadounidenses cuyo cuerpo yació en el Capitolio federal en el mismo catafalco que ocupó el cadáver del expresidente Abraham Lincoln en 1865.

Se trata de un reconocimiento que solo ha sido otorgado a 33 estadounidenses, once de los cuales fueron presidentes, y el reverendo será el primer líder religioso que cuenta con tales honores, así como primer civil desde que Rosa Parks, líder de los derechos civiles, falleciera en 2005.

El cuerpo de Graham estará en la rotonda del Capitolio el miércoles y el jueves para que el público pueda presentar sus respetos.