•   Asunción, Paraguay  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía Nacional de Paraguay confirmó hoy el hallazgo de los cuerpos de un ciudadano brasileño de 73 años y de su nieto, de 12, que fueron secuestrados el pasado octubre y cuyos restos se encontraron tras las indicaciones de una de las personas detenidas por ese rapto.

Los restos estaban enterrados en un fosa en la zona donde fueron secuestrados, en el distrito de Nueva Toledo, en el céntrico departamento de Caaguazú, y la Policía baraja que se trató de un homicidio y no un secuestro.

Alecio Dresch, propietario de una explotación agrícola, y su nieto fueron secuestrados el pasado 23 de octubre cuando se desplazaban a bordo de un tractor por esa propiedad.

El operativo para dar con los cuerpos comenzó tras las declaraciones de uno de los imputados, que acompañó a los agentes policiales y fiscales hacía el lugar donde estaba la fosa.

Después del secuestro, las autoridades tuvieron constancia de un pedido de rescate por 300.000 dólares que fue enviado a un familiar de Dresch desde su propio teléfono.

Aquellos mensajes llevaron a la detención a comienzos de noviembre a siete personas, entre ellas varios brasileños, en el oriental departamento de Alto Paraná.