•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente estadounidense Donald Trump pidió ayer al Congreso que apruebe una ley “exhaustiva” y bipartidista para reducir la violencia armada en las escuelas del país, un tema que ha centrado su atención desde el tiroteo, que el pasado 14 de febrero dejó 17 muertos en un instituto de Florida.    

Trump recibió en la Casa Blanca a un grupo bipartidista de congresistas y senadores, y acusó a algunos de ellos de tener “miedo” de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), un poderoso grupo de presión contrario a ampliar el control de armas.    

“Algunos de ustedes están petrificados de (miedo de) la NRA, y no pueden estarlo”, aseguró Trump en la sesión, que los periodistas pudieron observar durante más de una hora.   

El mandatario aseguró estar dispuesto a desafiar a esa organización en algunas propuestas, y opinó que, en lugar de aprobar varias leyes separadas, lo ideal sería impulsar una sola pieza de legislación que aborde varios de los problemas relacionados con los frecuentes tiroteos en escuelas y otros lugares del país.    

“Si todos ustedes pueden unirse e impulsar una gran pieza de legislación, creo que pueden tener un resultado increíble en el Congreso”, expresó Trump.    

El presidente pronosticó que el Senado estadounidense, que en 2013 no aprobó ninguna medida tras un tiroteo en el que murieron 20 niños en Newtown (Connecticut), logrará reunir ahora “más de 60 votos” para aprobar una ley de control de armas.   

“Va a ser un voto más exitoso, y yo lo firmaré”, aseguró Trump.    

El senador demócrata Chris Murphy, quien representa a Connecticut y trató de impulsar un aumento del control de armas tras el tiroteo de Newtown, le dijo a Trump que, en su opinión, estaba “subestimando el poder” de la NRA.