•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Kremlin negó este viernes que tenga la intención de reactivar una "carrera armamentista" con Estados Unidos, un día después de que el presidente Vladimir Putin alabara las nuevas armas "invencibles" de Rusia.

"Rusia no tiene la intención de lanzarse en una carrera armamentista", declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, quien rechazó las acusaciones de Washington, que asegura que Moscú viola sus obligaciones internacionales con el desarrollo de estas nuevas armas.

"Desmentimos categóricamente todas las acusaciones de que Rusia viole las disposiciones y los artículos del derecho internacional sobre el desarme y el control de armas", afirmó Peskov.

Captura de video cedida por el sitio web oficial del presidente ruso kremlin.ru que muestra una animación por computador del vehículo hipersónico Avangard con una nueva ojiva hipersónica deslizante en maniobras para eludir las zonas de detección y destrucción mediante armas de defensa antimisiles. Foto: EFE/END

"Rusia estuvo, está y estará limitada por sus obligaciones internacionales", añadió.

En un discurso pronunciado el jueves ante el parlamento ruso, Vladimir Putin enumeró las últimas armas de alta tecnología de las que se ha dotado su país, asegurando que no "amenazaba a nadie".

Captura de video cedida por el sitio web oficial del presidente ruso kremlin.ru que muestra una animación por computador del vehículo hipersónico Avangard con una nueva ojiva hipersónica deslizante en maniobras para eludir las zonas de detección y destrucción mediante armas de defensa antimisiles. Foto: EFE/END

Putin presentó nuevos tipos de misiles de crucero de "alcance ilimitado" o hipersónicos, minisumergibles a propulsión nuclear e, incluso, un arma láser cuyos detalles no precisó por "ser demasiado pronto".

Washington reaccionó acusando a Moscú de "violación directa" de los tratados internacionales firmados por Rusia, incluyendo el tratado INF sobre armas nucleares de alcance intermedio, rubricado por Ronald Reagon y Mijaíl Gorbachov en 1987.