•  |
  •  |
  • AFP

Los participantes en la Conferencia de la ONU Durban II adoptaron hoy a mano alzada la declaración final sobre el racismo. "Señoras y señores, han tomado la decisión capital de adoptar el documento", declaró el presidente del encuentro, Amos Wako, ante unos cien representantes de los países participantes en esta conferencia de seguimiento de la organizada en 2001 en la ciudad sudafricana de Durban. Inicialmente el texto debía someterse a votación el viernes, último día de la conferencia, pero los diplomáticos decidieron adelantar el voto tras el escándalo suscitado el lunes por la virulenta diatriba del presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, contra Israel.

La ONU se esforzaba hoy por salvar a la Conferencia de las declaraciones pronunciadas ayer por el presidente iraní, Mahmud Ahmadinejad, a la cual los europeos respondieron retirándose de la sala. "El discurso del presidente iraní no tenía nada que ver con el fondo de la conferencia y por lo tanto no debería poner en peligro su resultado", expresó la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navanethem Pillay.

Pillay había pedido a los Estados que no permitan que Ahmadinejad sabotee esta conferencia, llamada "Durban II", destinada a continuar la realizada en esa ciudad sudafricana en 2001, que también se vio ensombrecida por declaraciones antisemitas. La Alta Comisionada señaló que "189 Estados se pusieron de acuerdo por consenso el viernes pasado sobre un proyecto de declaración final" que debería ser adoptado al finalizar el encuentro, el viernes 24 de abril.

Hoy, el ministro francés de Relaciones Exteriores, Bernard Kouchner, consideró que esta conferencia "no es de ninguna manera un fracaso, sino el principio de un éxito (...) a pesar de los disparates antisemitas" de Ahmadinejad, y justificó la decisión de no boicotear Durban II debido a los progresos contenidos en el proyecto de declaración final. Ahmadinejad, cuyo país desarrolla un polémico programa nuclear, amenazó en el pasado con "borrar del mapa a Israel" y considera que el Holocausto es "un mito".

Declaraciones de Ahmadinejad
Ayer, el mandatario iraní acusó a los occidentales de "haber enviado emigrantes de Europa, Estados Unidos y del mundo del Holocausto para establecer un gobierno racista en Palestina ocupada". Ignorando el pedido personal del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de no asimilar el sionismo al racismo, Ahmadinejad aprovechó la tribuna de Ginebra para criticar la creación del Estado hebreo, acusando a Israel de haber privado "de tierras a una nación entera con el pretexto del sufrimiento judío".

Inmediatamente, los representantes de los 23 Estados de la Unión Europea (UE) presentes en la conferencia se levantaron como un solo hombre y abandonaron la sala, regresando después del discurso de Ahmadinejad. Además de Israel, Estados Unidos, Canadá, Alemania, Italia, Holanda, Australia, Nueva Zelanda y Polonia se negaron a participar en la Conferencia sobre el Racismo de Ginebra por miedo a declaraciones contra Israel del presidente iraní.

La República Checa, que actualmente ocupa la presidencia rotativa de la UE y es un aliado tradicional de Israel, decidió retirarse definitivamente de esta conferencia. Pierre Hazan, portavoz de la Alta Comisionada, manifestó que "es responsabilidad de los Estados saber si quieren esforzarse para que esta conferencia trate los verdaderos problemas vinculados al racismo y para marginar las declaraciones del presidente iraní".

En cuanto a los países que el fin de semana pasado decidieron boicotear la conferencia, la Alta Comisionada manifestó estar persuadida de que, "puesto que ellos participaron en el proceso en el cual se adoptó el documento, también participarán un día en la aplicación de esas disposiciones". Ban Ki-moon insistió en que esta conferencia no constituye "el fin del proceso, (sino) el comienzo". Estados Unidos pidió a Irán que ponga fin a su "retórica de odio", pero afirmó que mantiene su posición de buscar un acercamiento diplomático con Teherán.

Irán comparada con Alemania de Hitler
El presidente Barack Obama "está en total desacuerdo" con Ahmadinejad, quien acusó a Israel de ser un Estado racista, declaró ayer el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

El viceprimer ministro israelí, Silvan Shalom, comparó al actual régimen iraní con la Alemania de Hitler, antes de iniciarse una ceremonia por las víctimas del Holocausto en el ex campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau (Polonia).

China lamentó hoy el boicot de ciertos países a Durban II. "Lamentamos mucho que determinados países no asistan a la conferencia", declaró la portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores, Jian Yu, durante una rueda de prensa. El Vaticano "deploró" el martes que la Conferencia de la ONU sea "utilizada para adoptar posturas políticas, exremistas y ofensivas, contra cualquier Estado".