•   Italia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La coalición de derecha liderada por el magnate Silvio Berlusconi sería la vencedora de las elecciones legislativas en Italia, pero sin obtener la mayoría necesaria para gobernar, según sondeos a boca de urna difundidos tras el cierre de la votación.

La coalición de derecha encabezada por el magnate y tres veces primer ministro Silvio Berlusconi y su partido Fuerza Italia, aliado entre otros con los xenófobos de la Liga Norte y los neofascistas Hermanos de Italia, lograría entre el 30 y el 41% de los votos, porcentaje insuficiente para gobernar, según sondeos a boca de urna divulgados por la televisión pública RAI.

Los mismos sondeos confirmarían como el mayor partido de Italia a la formación antisistema Movimiento 5 Estrellas con un 29 y un 32% de los votos.

Si se confirman estas estimaciones, la coalición de derecha tendría que negociar con otras formaciones para poder formar un ejecutivo, por lo que el escenario político se presenta muy incierto.

Se trataría de negociaciones muy difíciles y recuerdan a muchos italianos los años más negros de su reciente historia, marcados por embrollos y engaños que generaban gobiernos frágiles de poca duración.

El panorama se complicó debido a la controvertida reforma electoral adoptada en octubre, que favorece las alianzas políticas y penaliza a formaciones independientes como el Movimiento 5 Estrellas, que obtendría en solitario un éxito histórico.

“Lo que resulta seguro es que el M5E será el pilar de la próxima legislatura, es el resultado de años de trabajo”, comentó un vocero de la formación, Alfonso Bonafede, al canal de televisión La7 tras conocer los sondeos.

Como una verdadera “derrota” fue calificada por los medios de prensa el resultado del mayor partido de la coalición de centro-izquierda, el Partido Democrático, liderado por Matteo Renzi, que alcanzaría un decepcionante resultado de entre 21 y 23.5%.