•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Seis de los siete ocupantes de un helicóptero Mi-8 de la guardia de fronteras rusa murieron hoy al estrellarse el aparato en las montañas de la república de Chechenia, en el Cáucaso Norte ruso.

"Hoy se ha estrellado en las montañas de Chechenia un helicóptero de la guardia de fronteras. El accidente se produjo en un desfiladero estrecho", dijo a Interfax el jefe de la república, Ramzán Kadírov.

Los servicios de emergencias que trabajan en el lugar de la tragedia informaron de que uno de los ocupantes del aparato sobrevivió, aunque se encuentra en estado grave.

Un portavoz del operativo de rescate adelantó que el accidente se pudo deber a una conjunción de circunstancias adversas que pudieron provocar un fallo de pilotaje, incluidos la holografía del terreno y las malas condiciones meteorológicas.

"Podremos hablar de las causas del incidente cuando concluya la investigación", precisó el interlocutor de la agencia rusa.

Se trata del segundo accidente de una aeronave militar rusa en las últimas 24 horas, después del siniestro que sufrió ayer en Siria un avión de transporte militar An-26, que se estrelló a 500 metros de la pista de aterrizaje cuando se disponía a tomar tierra en la base Hmeimim que tiene Rusia en la provincia siria de Latakia.

Los 39 ocupantes del avión murieron en ese accidente cuyas causas están siendo investigadas por las autoridades rusas.

El Ministerio de Defensa ha descartado la posibilidad de que el avión haya sido derribado y ha adelantado que "según datos preliminares, el accidente aéreo pudo deberse a un fallo técnico".