•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Moscú ironizó este martes sobre la destitución del secretario de Estado Rex Tillerson, preguntándose si se señalaría de nuevo a Rusia, a la que se acusa de injerencia en las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos.

"¿Nadie acusó todavía a Rusia de ser responsable de los cambios de puesto en Washington?", se preguntó la portavoz del ministerio ruso de Relaciones Exteriores, Maria Zajarova, en una nota a la AFP.

 Trump despide a Tillerson y lo sustituye por Mike Pompeo

De momento no hizo más comentarios al respecto.

El presidente Donald Trump anunció este martes la partida de Rex Tillerson, a quien sustituirá a la cabeza de la Secretaría de Estado por el actual director de la CIA, Mike Pompeo.

Según los servicios de inteligencia estadounidenses, el poder ruso llevó a cabo una operación concertada y planificada para influir en las elecciones presidenciales de 2016 a favor de Donald Trump, a través de las redes sociales y de la difusión de noticias falsas, algo que Moscú rechaza.

Antes de llegar al gobierno estadounidense, Rex Tillerson trabajó estrechamente con Rusia durante casi 20 años, en el marco de sus funciones a la cabeza de la petrolera ExxonMobil, lo que lo llevó a reunirse regularmente con el presidente ruso, Vladimir Putin.

 Estados Unidos estudia cómo blindar al Caribe de sanciones petroleras a Venezuela

Pero a pesar de su nominación y de las promesas de reconciliación de Trump, las relaciones entre Moscú y Washington no dejaron de deteriorarse desde la elección del republicano, debido sobre todo a las acusaciones de injerencia en las elecciones.

Putin volvió a rechazarlas en una entrevista con la cadena de televisión estadounidense NBC la semana pasada. "¿Por qué han decidido que las autoridades rusas, incluido yo, hemos dado algún permiso para hacer eso?", dijo Putin.