elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller peruano, José Antonio García Belaunde, le dijo al dirigente opositor venezolano Manuel Rosales -quien la víspera solicitó asilo político- que "no puede usar a Perú como plataforma política", pocos minutos después de que éste lanzara una dura declaración televisiva contra el gobierno de Hugo Chávez.

El dirigente opositor venezolano Manuel Rosales, quien pidió ayer asilo político en Perú, anunció en Lima que seguirá en la lucha para "liberar" a su país de las "manos ensangrentadas" del presidente Hugo Chavez, a quien calificó de "cobarde". "Hoy con más fuerza y con más vehemencia le queremos decir al pueblo venezolano que seguimos en la lucha, que seguiremos trabajando para liberar a la patria de esa manos ensangrentadas de Hugo Chavez, llenas de odio, manipulación y destrucción", sostuvo durante una intervención televisiva en Lima. "Estamos más decididos a seguir luchando, enfrentando a este régimen totalitario, que pisotea y aplasta la Constitución Bolivariana, que persigue a quienes fuimos electos como gobernadores y alcaldes", añadió.

Rosales, quien actualmente es alcalde de Maracaibo (oeste), se encuentra en Lima tramitando su asilo político, bajo el argumento de que las acusaciones en su contra por corrupción son una persecución política. No obstante, hoy un tribunal de Caracas dictó una orden de detención preventiva contra el líder opositor.

La orden de detención fue dictada por la jueza Reina Morandy, del tribunal 19º de Caracas, quien ya transmitió su decisión a la Interpol, a la Policía científica venezolana y a la Oficina nacional de extranjería (Onidex). Manuel Rosales "ha demostrado no poseer voluntad de someterse al proceso seguido en su contra (...) La orden de aprehensión judicial preventiva de libertad es la medida excepcional que ha de aplicarse para garantizar la presencia de un imputado en el proceso que se adelanta en su contra", reza el comunicado del ministerio Público.