•   Santo Domingo, República Dominicana  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los cancilleres de Centroamérica y España firmaron ayer el nuevo Fondo SICA-España, mecanismo de cooperación que apoya la integración y desarrollo regionales, y en el que definieron el nuevo programa de cooperación 2018-2021.

Los tres ejes del nuevo Fondo SICA-España son la integración económica, la seguridad democrática centroamericana y el apoyo a la efectividad y coordinación del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Dichas acciones fueron firmadas en el acto conmemorativo del XII aniversario del Fondo SICA-España, que se celebra en la cancillería dominicana en el marco de la reunión de cancilleres de Centroamérica y España.

En su intervención, el ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, destacó que con la firma de la nueva comisión mixta, España reafirma su compromiso de colaboración con la región en la consolidación de la integración centroamericana.

Dastis explicó que esta nueva comisión mixta “es el resultado del consenso alcanzado por ambas partes teniendo en consideración lo establecido en el V Plan Director de la Cooperación Española, que será aprobado en las próximas semanas y la agenda estratégica regional definida por los presidentes de Centroamérica”.

Para el ministro español esta nueva etapa da un paso de calidad en el marco de la nueva estrategia del SICA apoyando la profundización de los beneficios de la integración y facilitando el reconocimiento de los mismos a la ciudadanía y gobiernos de los miembros del SICA, así como entre los socios técnicos y financieros.

En el eje de integración económica, Dastis señaló que se pretende promover acciones dirigidas a la facilitación del comercio, la ampliación de la unión aduanera y el tránsito de personas, movilidad y logística y fortalecimiento de mipymes para un mayor aprovechamiento del comercio interregional y de los mercados internacionales.

En seguridad democrática, el ministro español dijo que se continuará apoyando la estrategia de seguridad centroamericana desde una visión regional y en estrecha colaboración con la Unión Europea (UE).

Para promover la eficacia y coordinación interna del SICA, Dastis señaló que se ayudará a impulsar la mejora de la juridicidad de los procesos y la coordinación entre las secretarías y sectores del sistema.

Fortalecer alianzas público-privada

En este último ámbito, también se apoyarán los esfuerzos de la Secretaría General para dinamizar las alianzas público-privadas como elemento que contribuya a incrementar la inversión nacional e internacional en el corredor logístico centroamericano.

Dastis destacó que España quiere seguir siendo un aliado principal en este gran proyecto centroamericano y colaborar en el diseño de esa respuesta conjunta a los retos a los que todos tenemos que hacer frente.

Por su lado, el canciller dominicano, Miguel Vargas, destacó que desde los inicios de la integración centroamericana, España “ha sido un aliado indispensable para la región, demostrando su disposición permanente para estrechar los lazos de amistad y colaboración con nuestros países”.

La renovación de este Fondo “es muestra de nuestra voluntad de continuar estrechando las relaciones en las áreas diplomáticas, políticas, económicas y de cooperación para el desarrollo de nuestras naciones, particularmente en las áreas de seguridad, comercio, turismo, educación, medioambiente y desarrollo sostenible”, agregó.

Vargas agradeció a España “por ser no solo el mejor puente de unión con Europa, sino también un aliado activo y leal en nuestro proceso de integración centroamericana”.

Por su lado, el secretario del SICA Vinicio Cerezo destacó la ayuda permanente de España a Centroamérica, “el espacio geográfico donde surge la cooperación española”.

“A 30 años de asociación entre España y Centroamérica es necesario no disminuir el compromiso con la región, más bien, aprovechar este nuevo escenario para fortalecer nuestras alianzas y retomar esfuerzos en pro del desarrollo de nuestros países”, dijo Cerezo.

El Sica, constituido en 1991, está integrado por República Dominicana, Costa Rica, Belice, Honduras, Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Panamá, y cuenta con 27 países observadores regionales y extrarregionales.