•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente ruso Vladimir Putin obtendría un cuarto mandato el domingo, que lo dejaría en el poder hasta 2024, al cabo de una campaña sin suspenso en la que se buscó ante todo garantizar una participación satisfactoria en medio de un clima de extrema tensión con Occidente.

Las sanciones británicas en reacción al envenenamiento del ex doble agente Serguéi Skripal en Inglaterra reforzaron la impresión de una nueva Guerra Fría desde el regreso al poder de Putin en 2012, con el conflicto en Siria, la crisis en Ucrania y la acusación de injerencia en la presidencial estadounidense.

 Putin dice que no reformará la Constitución para seguir en el poder en 2024

Mientras que en Londres la primera ministra Theresa May estimaba "trágica" la "vía" tomada por el presidente ruso, Putin terminaba su campaña el miércoles con una visita a Crimea, península ucraniana que el domingo participará en la elección presidencial rusa por primera vez desde su anexión hace cuatro años.

Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: EFE/END

"Con esa decisión restablecieron la justicia histórica, interrumpida en la época soviética", declaró el miércoles Putin ante partidarios en Sebastopol. "Mostraron al mundo entero lo que es una verdadera y no una falsa democracia".

Putin, con 65 años de los cuales 18 como presidente o primer ministro, suma el periodo más largo en el poder de un dirigente ruso desde Stalin. El presidente se prepara para un cuarto mandato.

Desde la península de Kamtchatka al este hasta el enclave de Kaliningrado al oeste, los 107 millones de electores del inmenso país con once husos horarios comenzarán a votar a las 08H00 locales, esto es para los primeros colegios electorales al este el sábado a las 20H00 GMT y los últimos al oeste el domingo a las 18H00 GMT.

En las regiones más aisladas ya se está votando para facilitar el transporte de las urnas para que se expresen los nómades Nenets en el Artico.

La elección no tiene suspenso. El último sondeo del instituto público VTsIOM otorga a Putin un 69% de intención de voto. El segundo candidato, el del Partido Comunista Pavel Grudinin, obtendría alrededor de 7% y el tercero, el ultranacionalista Vladimir Zhirinovski, obtendría alrededor de 5%. Los otros cinco candidatos obtendrían muy pocos votos.

"La competencia no es suficiente", insiste a la AFP Andrei Buzin, copresidente del movimiento especializado en defensa de los derechos de los electores Golos, para quien "todo el espectro político ruso no está representado".

Vladimir Putin, presidente de Rusia. Foto: EFE/END

El gran ausente en la elección presidencial es el opositor número uno al Kremlin, Alexei Navalni, el único que logra movilizar a decenas de miles de personas pero a quien se le prohibió presentarse por una condena judicial, que denuncia como orquestada por el poder.

 Rusia acusa a Estados Unidos de interferir en sus procesos electorales

- El objetivo: la participación -

De cara a los comicios, el Kremlin hace todo para que la participación, el verdadero barómetro de esta elección, sea la más alta posible.

Desde el principio de la campaña la prensa resume el objetivo del Kremlin con la fórmula "70-70" por 70% de participación y 70% de votos para Putin.

Con ese objetivo todos los medios son buenos. El diario independiente Novaia Gazeta cita a estudiantes de varias ciudades de Rusia que fueron obligados a inscribirse en las listas electorales so pena de "problemas en los exámenes o incluso amenazados de exclusión".

En algunas ciudades se adelantó la apertura de los colegios electorales para permitir a los obreros votar antes de incorporarse a sus plantas.

En febrero, el periódico RBK, citando a tres fuentes en la administración presidencial, evocaba un proyecto gubernamental particularmente estudiado para incitar a los funcionarios y obreros de las grandes industrias a votar.

Según los dos periódicos no se dio ninguna consigna de voto.

"Esta campaña electoral es diferente de las anteriores, primero porque está claro que en la cima del poder se tomó la decisión de evitar el fraude", señaló Andrei Buzin que dijo que no pensaba que habría "fraudes masivos como los de 2007 y 2011".

Para evitar los fraudes se instalarán al menos 40.000 cámaras de vigilancia en los colegios electorales, agregó precisando no obstante que esta medida concierne a los principales colegios electorales "no sabemos lo que pasará en los pequeños".

Simpatizantes del presidente ruso, Vladímir Putin, escuchan su discurso en la celebración del cuarto aniversario de la anexión de Crimea a Rusia. Foto: EFE/END

Casi 1.400 observadores extranjeros fueron acreditados, según la comisión electoral.

A pesar de los esfuerzos del Kremlin, la estimación de la participación está por debajo de lo esperado.

 Vladimir Putin promete "brillantes victorias" a Rusia en campaña electoral

Según Stepan Gontsharov, del centro de sondeos independientes Levada, la participación debería ser de entre "57-58% a 67-68%, es decir equivalente a la última elección", mientras que VTsIOM la sitúa entre 63% y 67%.

Entrevistado por el canal estadounidense NBC, Valdimir Putin dijo la semana pasada que no quiere modificar la Constitución para permanecer en el poder. Este cuarto mandato sería por lo tanto el último. Muchos expertos piensan que el presidente ruso se dedicará a designar y preparar a su sucesor.