•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El venezolano Ilich Ramírez Sánchez, alias Carlos "El Chacal", fue condenado este jueves a una tercera cadena perpetua, esta vez por un atentado cometido en 1974 en París, en un mediático juicio en apelación.

Carlos, figura del terrorismo "antiimperialista" de los años 1970-80, no estuvo presente durante el veredicto pronunciado por una corte parisina, ya que se negó a presentarse en el último día de audiencias alegando un presunto "maltrato" de los guardias.

El autoproclamado revolucionario de profesión, de 68 años, había sido sentenciado a perpetuidad en primera instancia en 2017, pero había recurrido a la sentencia, estimando que no existían pruebas materiales en su contra.

"El Chacal", que reivindica haber matado con su organización a 1.500 personas, de las cuales 80 con sus propias manos, niega toda implicación en este atentado con granada cometido en pleno corazón de París que se saldó con dos muertos y docenas de heridos.

Encarcelado en Francia desde que fue capturado en 1994 en una operación del espionaje francés en Sudán, este antiguo activista de la causa palestina purga ya dos condenas a perpetuidad por un triple homicidio en 1975 en París y por cuatro atentados cometidos en Francia hace treinta años.

Renunció a sus "últimas palabras"

Carlos, que acostumbra pronunciar largos soliloquios de varias horas, sorprendió al tribunal al negarse a asistir a las audiencias del jueves, para protestar contra sus condiciones de detención en el palacio de justicia.

"Ya no iré a mi juicio (...). Mis abogados irán en mi lugar", escribió el venezolano en una hoja leída por la presidenta de la corte, Anne-Marie Gallen.

El venezolano le dijo a sus defensores que fue maltratado por los guardias del tribunal, que, según afirmó, lo dejaron durante horas en una sala en la que había una fuga de agua.

La presidenta de la corte designó a un agente judicial para "convocar" al acusado a la audiencia, pero Carlos se negó a asistir.