•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Departamento del Tesoro sancionó a más de una veintena de personas y entidades rusas que trataron de interferir en las elecciones a través de ataques cibernéticos, y también acusó al Kremlin de haber lanzado un ciberataque contra la red eléctrica de Estados Unidos.

Se trata del castigo más severo adoptado hasta ahora por EE. UU. en relación con la conocida como “trama rusa”, cuya investigación lidera Mueller.

En concreto, la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, impuso sanciones a 5 entidades y 19 personas, bloqueando el acceso a sus propiedades en territorio estadounidense y prohibiendo cualquier transacciones financieras con ciudadanos de Estados Unidos.

Entre los cinco organismos sancionados por el Tesoro se encuentra la Agencia de Investigación de Internet (IRA) rusa, que supuestamente usó identidades falsas para hacerse pasar por estadounidenses en las redes sociales, con el fin de generar caos durante la campaña electoral.

Esta es la primera ronda de sanciones anunciada por Estados Unidos desde que el Congreso aprobara un proyecto de ley de sanciones contra Rusia el año pasado, una legislación que firmó el presidente Donald Trump, pero que hasta ahora no había implementado.

“La Administración enfrenta y contrarresta la actividad cibernética maligna de Rusia, incluyendo su intento de interferencia en las elecciones estadounidenses, los ciberataques destructivos y las intrusiones dirigidas a la infraestructura crítica”, aseguró en un comunicado el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Condena por envenenamiento

Esta decisión llega horas después de que los presidentes de Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Francia condenaran de manera conjunta el envenenamiento del exespía Serguéi Skripal en Salisbury, en el sur de Inglaterra, y responsabilizaran a Rusia de este ataque.

Altos funcionarios de este departamento, quienes pidieron el anonimato, aseguraron en una conferencia telefónica con periodistas, que estas sanciones “forman parte de una serie de acciones futuras para seguir presionando a Rusia”.

La acción de ayer contrarresta las actividades maliciosas de Rusia, incluyendo la interferencia en las elecciones y ataques cibernéticos de gran magnitud, como el ataque NotPeya, atribuido al ejército ruso el 15 de febrero de 2018 en declaraciones emitidas por la Casa Blanca y el gobierno británico.

Este ataque, considerado como el “más destructivo y costoso de la historia” causó miles de millones de dólares en daños en Europa, Asia y Estados Unidos, e interrumpió significativamente el envío, el comercio y la producción de medicamentos a nivel mundial.

En el paquete de castigos de ayer, EE. UU. también anunció sanciones contra el Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB) y su Dirección Principal de Inteligencia, un servicio de inteligencia militar conocido como GRU.

Igor Korobov, descrito como jefe del GRU, también fue sancionado, junto con otros cinco altos funcionarios actuales o anteriores de este servicio, según el anuncio del Departamento del Tesoro.

“El GRU estuvo directamente involucrado en la injerencia en las elecciones de 2016 a través de ciberataques y fue directamente responsable del ciberataque NotPetya”, explicaron los altos funcionarios.

Estas dos agencias y la mayoría de los funcionarios de inteligencia rusa habían sido previamente sancionados por el expresidente, Barack Obama.

Rusia promete pronta respuesta

En Moscú, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, prometió ayer una pronta respuesta a la expulsión de 23 diplomáticos rusos del Reino Unido, debido al envenenamiento del exespía Serguéi Skripal y su hija Yulia.

“La respuesta será muy pronto, se lo aseguro”, dijo el canciller ruso al contestar una pregunta de la prensa en los pasillos del foro “Rusia, un país de oportunidades”. Explicó que antes de hacer públicas las medidas de represalia, Moscú informará de ellas a Londres. Entenderéis que, como personas corteses que somos, primero informaremos de la respuesta a nuestros colegas británicos”, agregó.

Trump apunta a Putín

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo ayer que “parece” que el mandatario ruso, Vladímir Putin, está detrás del envenenamiento al exespía ruso Sergei Skripal y su hija en el Reino Unido, y aseguró que se está tomando “muy en serio” lo ocurrido. “Eso parece”, respondió Trump, cuando los periodistas le preguntaron si Putin está detrás del ataque a Skripal. “Ciertamente parece que los rusos están detrás de ello. Es algo que nunca jamás debería ocurrir, y que nos estamos tomando muy en serio, como creo que lo hacen muchos otros”, añadió.

May informó al parlamento

La Embajada del Reino  Unido en San José Costa Rica,  informó ayer que la  primerministra británica, Theresa May, hizo una declaración ante el Parlamento el día 14 de marzo con respecto al incidente en Salisbury el día 4 de marzo. Indicó que el Reino Unido tomará una serie de acciones fuertes para contrarrestar esta agresión del Estado ruso contra el Reino Unido. 

Sergei Skripal y su hija Yulia se encuentran en condición crítica después de un ataque perpetrado contra ellos el domingo 4 de marzo. Un policía británico que investigó el caso también se encuentra seriamente enfermo como consecuencia de ello.