•   Albania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía albanesa detuvo hoy a 39 personas, cuatro de ellas agentes, como presuntos miembros de una red internacional de tráfico de personas.

Según informó la policía, Se trataba de bandas que cobraban 8.000 euros (9.840 dólares) a cada emigrante para llevarlo ilegalmente al Reino Unido, y entre 20.000 y 24.000 euros (de 24.601 a 29521 dólares) al que quería marcharse a Estados Unidos o Canadá.

 Mesoamérica busca en Panamá aunar esfuerzos contra la trata de personas

Supuestamente a través de documentos europeos falsificados, estos grupos habrían llevado ilegalmente a unos 1.000 emigrantes albaneses hasta Inglaterra, Irlanda, Estados Unidos y Canadá, dijo hoy el director general de la Policía albanesa, Ardi Vehbiu, en una rueda de prensa.

La operación de detenciones se llevó a cabo paralelamente en ocho ciudades de Albania: Tirana, Shkodra, Lezha, Malesia e Madhe, Kukes, Peshkopi, Pogradec y Lac.

Aún hay otras 12 personas, dos de ellas búlgaras, en búsqueda y captura. La red criminal operaba también en Bulgaria, España, Francia, República Dominicana, Italia, Inglaterra, Irlanda, Estados Unidos y Canadá.

La operación, cuya investigación duró varios meses, fue llevada a cabo por la Policía albanesa con la colaboración de agentes de seguridad de Europol, Interpol, Estados Unidos, España, Francia, Italia, y otros países europeos.

 Peligro de trata de personas en Cuba aumenta al mismo tiempo que la migración

Los emigrantes llegaban ilegalmente a Inglaterra a través de Francia o Italia, y a los Estados Unidos y Canadá, pasando anteriormente por España, o Bulgaria, Bélgica, República Dominicana y otros países latinoamericanos.

Los cuatro policías detenidos supuestamente ayudaban a los traficantes al no registrar a las personas a su salida del país.

La policía confiscó 25 ordenadores, 56 móviles, 17 vehículos, varios documentos de identidad de diferentes nacionalidades, sellos, una arma automática, entre otras pruebas materiales.