•   Santiago de Chile, Chile  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Más de 300 convictos recluidos en las cárceles de Chile han muerto en un período de cinco años a raíz de suicidios y peleas, según un informe difundido este domingo por El Mercurio.

El catastro de Gendarmería (guardia de prisiones) fue realizado entre el 2013 y el 2017 en los recintos penitenciarios chilenos.

Fugan 58 presos de una cárcel en la turística isla venezolana de Margarita

Los datos obtenidos por medio de la Ley de Transparencia, en los últimos cinco años un total de 685 personas, 524 de ellas condenadas, fallecieron al interior de un penal.

El principal motivo, según el informe, fue por enfermedad (46 %), mientras que 257 muertes fueron producto de una riña (38 %). Otros 79 internos se suicidaron.

Detenidos 62 pandilleros en El Salvador por homicidio y otros delitos

Más de la mitad de ellos aún no habían sido condenados. Los decesos se concentraron en la región metropolitana de Santiago (275), en la de Valparaíso (97), del Biobío (43) y la de O'Higgins (38)

Para la Fundación Paz Ciudadana, la ocurrencia de los hechos violentos en las distintas cárceles de Chile -muchas de ellas colapsadas- se debe principalmente a la falta de personal y el mal estado de los recintos.