•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Estados Unidos Donald Trump impuso ayer nuevas sanciones económicas contra Venezuela al prohibir cualquier transacción con la criptomoneda venezolana “petro” y sumar a otros cuatro altos cargos del gobierno de Maduro a su lista de sancionados.

Tres de los cuatro sancionados son actuales funcionarios del Gobierno de Venezuela, a los que acusa de malos manejos económicos y actos de corrupción, y congeló eventuales activos que esas personas posean en Estados Unidos.

 Maduro tilda de "crimen de lesa humanidad" nuevas sanciones de EEUU

Los sancionados son Américo Mata, del directorio del Banco Nacional de Vivienda y Hábitat; Antonio Contreras, de la Superintendencia para Defensa de los Derechos Socioeconómicos; Nelson Lepaje, del Tesoro venezolano, y Carlos Rotondaro, exdirigente del Instituto Venezolano de Seguros Sociales.

Como parte de las sanciones, ciudadanos y entidades estadounidenses quedan prohibidos de mantener relaciones financieras con estas cuatro personas.

El Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, apuntó en la declaración sobre las sanciones que el actual gobierno venezolano “diezmó” la economía de ese país y que esa situación generó una “crisis humanitaria”.

 Maduro aplaude "gran victoria" de Putin en las elecciones de Rusia

“Hacemos un llamado a (el presidente Nicolás) Maduro a distribuir ayuda humanitaria y deje de bloquear la asistencia extranjera a los venezolanos”, apuntó Mnuchin en la declaración.

Prohibiciones 

Trump firmó ayer una orden ejecutiva por la que prohíbe “todas las transacciones” con “cualquier moneda digital” emitida por el gobierno venezolano, en alusión a la criptomoneda impulsada por las autoridades venezolanas, conocida como “petro”.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump.

“La Orden Ejecutiva prohíbe, a partir de su fecha de vigencia, todas las transacciones relacionadas, la provisión de financiación y otras transacciones por una persona de Estados Unidos o dentro de Estados Unidos, con cualquier moneda digital que haya sido emitida por, para o en nombre del gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018”, reza la orden, anunciada por la Casa Blanca.

 Venezuela denuncia que avión militar de EEUU violó su espacio aéreo

Según explicaron en una conferencia de prensa telefónica, altos funcionarios del gobierno estadounidense, las nuevas medidas responden al “claro objetivo” del gobierno Trump de atajar “el desastre humanitario” que sufre el pueblo venezolano. 

Estados Unidos considera que el uso de la criptomoneda por parte de Venezuela es parte de sus esfuerzos por mantener “su régimen dictatorial”, por lo que llamó a Maduro a “dar marcha atrás” y poner fin al sufrimiento de los venezolanos.

Estados Unidos considera que el uso de la criptomoneda por parte de Venezuela es parte de sus esfuerzos por mantener “su régimen dictatorial”.

En el texto, Trump argumenta haber tomado la decisión “a la luz de las recientes medidas adoptadas por el régimen de Maduro para intentar eludir las sanciones” con la emisión de una moneda digital, en un proceso que “la Asamblea Nacional elegida democráticamente por Venezuela ha denunciado como ilegal”.

Con el respaldo de las reservas de crudo, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, lanzó la criptomoneda el mes pasado para ampliar el capital del país ahogado por la crisis y para eludir las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos.

 Estados Unidos sanciona a otros cuatro venezolanos vinculados al gobierno

El senador demócrata Bob Menéndez y el republicano Marco Rubio, de los más activos contra el gobierno de Venezuela en el Congreso estadounidense, advirtieron a Trump sobre las consecuencias de la criptomoneda poco después de ser anunciada por Maduro.

Américo Mata.

Ambos senadores, altos miembros del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, mandaron una carta al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, para conocer los mecanismos con los que cuenta el gobierno estadounidense “para combatir” la criptomoneda, lo que se ha traducido al menos en la prohibición emitida ayer.

El presidente venezolano anunció la emisión de 100 millones de “petros” a comienzos de año, una unidad que Maduro ha presentado como “la criptomoneda de Venezuela” y que equivale al valor del barril de petróleo del país caribeño en el mercado internacional; así como “la activación y el uso de las casas de cambio virtuales conocidas como los ‘exchange’”.

Desde que Trump llegó hace algo más de un año a la Casa Blanca, el gobierno de EE. UU. ha sancionado a una veintena de dirigentes chavistas, entre ellos al propio Maduro y a su vicepresidente, Tareck El Aissami.

Antonio Contreras. Foto: EFE/END

Desde que lanzó el Petro en febrero, Venezuela dijo haber recibido pedidos de compra por unos 5,000 millones de dólares. La oferta inicial situaba el valor de cada Petro en unos 60 dólares, valor de un barril de petróleo al inicio del año.

El país que atraviesa una aguda crisis económica, había lanzado el Petro como parte de sus esfuerzos para reestructurar su enorme deuda externa, una parte de ella en default, estimada en unos 150,000 millones de dólares.

Sin embargo, la decisión de la Casa Blanca de bloquear el acceso de los estadounidenses al Petro puede ser vista como una señal a otros países que estén analizando la opción de lanzar criptomonedas para eludir sanciones.