•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Tribunal Supremo español decidió hoy mantener la prisión provisional al hasta ayer candidato a presidente de la comunidad autónoma de Cataluña, Jordi Sánchez, al considerar que se mantiene el riesgo de reiteración delictiva, en el caso que el Supremo tiene abierto contra el proceso independentista catalán.

Sánchez, número dos de la lista de JxCat, liderada por Carles Puigdemont, está en prisión provisional desde finales de octubre, está investigado por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena por un presunto delito de sedición.

 Lea: Fiscalía española pide explorar si Puigdemont podría ser extraditado desde Suiza

El Tribunal Supremo también decidió mantener la prisión del antiguo responsable de Interior del Gobierno catalán Joaquim Forn.

Ambos, que están en prisión preventiva desde el pasado otoño, investigados, entre otros por presuntos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos, recurrieron esta decisión.

Durante la vista de los recursos el pasado martes, Sánchez anunció al Supremo, a través de su abogado, que estaba dispuesto a renunciar a su escaño para salir en libertad.

 De interés: Puigdemont no descarta elecciones en una Cataluña bloqueada

Además, dijo que nunca recibió instrucciones judiciales, y por tanto no pudo haber desobediencia; que es un hombre de paz y que no ha detentado ningún liderazgo carismático en el proceso independentistas, como se le atribuye en los autos que decretaron su prisión.

Por su parte, la defensa de Forn arguyó que no cabe valorar que exista en su caso riesgo de reiteración delictiva, dado que ha abandonado todos los cargos políticos.

La resolución del Tribunal Supremo de este jueves se produce un día antes de que el juez Llarena comunique a los veintiocho implicados en el proceso independentista catalán los autos de procesamiento por distintos delitos, entre ellos los de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

 Además: Sin Puigdemont, los problemas para formar gobierno siguen en Cataluña

Además, ha convocado a seis de ellos, entre los que está el actual candidato a presidente de esa región española, Jordi Turull, para comunicarles si les mantiene la libertad condicional o les impone prisión preventiva.