•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se preguntó este jueves quién lo recibirá en la Cumbre de las Américas de Lima, tras la renuncia del mandatario peruano Pedro Pablo Kuczynski, quien había vetado su participación.

"Pensaba que (Kuczynski) me iba a recibir en la Cumbre. Resulta que no va a estar ahí, así que cuando yo llegue, ¿quién me va a recibir en Lima? Habrá que coordinar eso con el canciller Jorge Arreaza", dijo Maduro en un acto con su gabinete económico.

Maduro anuncia nuevo cono monetario ante desbocada inflación

El pasado 13 de febrero, el gobierno de Kuczynski advirtió que Maduro no sería "bienvenido" en la Cumbre de las Américas, que reunirá el 13 y 14 de abril a una treintena de mandatarios, entre ellos el estadounidense Donald Trump.

A pesar de eso, el mandatario venezolano reiteró este jueves que acudirá a la cita.

Maduro afirmó que la renuncia de Kuczynski se produjo porque "le estalló en la cara la pudrición de la corrupción".

Altos dirigentes del chavismo celebraron el miércoles la renuncia de Kuczynski con burlas, música y juegos pirotécnicos.

"Es lamentable, el escandaloso caso de corrupción, que no soportó, le quemó la cara, se le quemaron las manos, porque es un presidente empresario 'lobbista' con huellas de corrupción", añadió.

Maduro expresó su solidaridad al pueblo peruano que, sostuvo, "merece un destino mejor".

Altos dirigentes del chavismo celebraron el miércoles la renuncia de Kuczynski con burlas, música y juegos pirotécnicos.

Arranca oferta pública de la criptomoneda venezolana respaldada en petróleo

El veto para que Maduro asistiera a la Cumbre de las Américas se anunció tras una reunión de cancilleres del Grupo de Lima, 14 países cuyos gobiernos lo adversan y que rechazaron la convocatoria anticipada a elecciones presidenciales en Venezuela.

Maduro aspira a ser reelegido hasta 2025 en los comicios fijados para el 20 de mayo, que la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) decidió boicotear alegando falta de garantías.