•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Martín Vizcarra asumió este viernes como nuevo presidente de Perú al ser juramentado por el Congreso, poco después de que se formalizara la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski.

Vizcarra, un ingeniero de 55 años, juró ante el Congreso pasadas las 13h00 locales (18h00 GMT), en una ceremonia en la que el jefe del legislativo, el opositor Luis Galarreta, le colocó la banda presidencial.

Lea: Vizcarra, el ingeniero austero que reemplazará a Pedro Pablo Kuczynski

"Juro por Dios y por la Patria que ejerceré fielmente el cargo de presidente de la República y asumo, de acuerdo con la Constitución política del Perú, que defenderé la soberanía nacional, la integridad física de la república y la independencia de sus instituciones democráticas, que cumpliré y haré cumplir la constitución política y la leye del Perú", dijo.

Vizcarra se convirtió en el nuevo presidente, luego de que el Congreso aceptara la renuncia de Pedro Pablo Kuczynski, agobiado por escándalos vinculados con la empresa brasileña Odebrecht.

Horas antes, el Congreso había aprobado por amplia mayoría la renuncia de Kuczyinski, el primer presidente que pierde su puesto por el escándalo de la empresa brasileña Odebrecht en Latinoamérica.

El desafío inmediato del nuevo gobernante es conformar un gabinete "de ancha base, de unidad nacional" para superar la crisis, dijo a la AFP el analista Mirko Lauer.

El flamante presidente se tomará "10 días" para designar a sus ministros, declaró a la AFP una fuente de su entorno.

Vizcarra, que cumplió 55 años el jueves, regresó a Lima la madrugada del viernes desde Canadá, donde ejercía como embajador peruano.

En el aeropuerto, sus seguidores le recibieron con una torta de cumpleaños y una camiseta de la selección peruana que clasificó al Mundial de Rusia-2018.

Desde su vivienda, vestido con traje oscuro y corbata roja, Vizcarra acudió primero al Palacio de Torre Tagle, sede de la Cancillería, y desde allí, acompañado por una delegación parlamentaria, se dirigió en un automóvil negro al Congreso para asumir el mando, cumpliendo las normas del protocolo peruano.

Casado con la maestra Maribel Díaz, la pareja tiene cuatro hijos. Sus sobrias vestimentas en los actos de este viernes contrastaron con la elegancia exhibida por Kuczynski y su familia cuando éste asumió el poder el 28 de julio de 2016.

Hombre austero y pragmático, Vizcarra tendrá que hacer malabarismos para lidiar con un Congreso dominado por el partido de Keiko Fujimori, victoriosa en la crisis que llevó a Kuczynski a renunciar.

"El Congreso está obligado a un nuevo pacto social de entendimiento" con el nuevo presidente, advirtió el legislador Mauricio Mulder, del socialdemócrata partido APRA, en un debate del jueves.

La propia Keiko dijo este viernes en Twitter que "éste es un momento para estar unidos como peruanos, firmes y optimistas ante los retos que nos esperan" y le deseó a Vizcarra "éxito".

Vizcarra no está salpicado por escándalos de corrupción ni tiene afiliación política. Estas condiciones podrían permitirle tender puentes a este ingeniero civil ligado al sector de la construcción.

Además de encarar desafíos políticos y económicos (el crecimiento se ha desacelerado) tras meses de inestabilidad política, Vizcarra será anfitrión el 13 y 14 de abril de la Cumbre de las Américas en Lima, a la que asistirán una treintena de mandatarios, entre ellos el estadounidense Donald Trump.