•   México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Marina mexicana negó hoy que disparos realizados desde un helicóptero de la institución causaran la muerte de una familia de civiles durante enfrentamientos con el crimen organizado ocurridos la madrugada del domingo pasado en las inmediaciones de Nuevo Laredo, estado nororiental de Tamaulipas.

De acuerdo con medios locales, efectivos de la Marina mataron accidentalmente desde un helicóptero al padre, la madre y dos menores de una familia al responder a emboscadas del crimen organizado en las que falleció un militar.

 Lea: Balaceras dejan un militar y cuatro presuntos criminales muertos en México

Según estos medios, agentes de la Marina descendieron del helicóptero e impidieron el paso de una ambulancia que pretendía prestar atención médica al padre de la familia, que se estaba desangrando.

"Los impactos de bala que recibió el personal civil fueron a causa de fuego cruzado a nivel tierra y no desde el aire", sostuvo hoy la Secretaría de Marina en un comunicado, y agregó que "el calibre de los impactos" que presenta el vehículo en el que viajaba la familia no corresponde al armamento usado por sus aeronaves.

 Lea más: México tratará con EEUU y GB manejo de datos tras polémica de Facebook

Asimismo, explicó que "el personal naval brindó en todo momento la atención médica necesaria en el área del incidente a personas que resultaron heridas" y que el padre, quien "supuestamente había fallecido, recibe atención médica especializada en un hospital de Nuevo Laredo".

Durante los enfrentamientos murieron también cuatro personas vinculadas al crimen organizado y 12 militares fueron heridos.

 Además: Grupo armado asesina a cuatro jóvenes en el municipio mexicano de Iguala

Tamaulipas es uno de los estados más violentos de México y escenario de habituales choques entre las fuerzas de seguridad y el crimen organizado, y entre cárteles que se disputan la zona.