•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Alianza Atlántico decidió expulsar a siete diplomáticos rusos y rechazar la acreditación a otros tres como parte de la campaña internacional por el envenenamiento de un exespía ruso en Gran Bretaña, informó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

"He retirado hoy la acreditación de siete personas de la misión rusa ante la OTAN. También voy a rechazar las demandas de acreditación pendientes de otras tres" informó Stoltenberg en rueda de prensa en la sede de la OTAN en Bruselas.

El ex primer ministro de Noruega recalcó que las expulsiones del personal diplomático "envían un mensaje claro a Rusia de que hay costes y consecuencias para su patrón de conducta" y precisó que se producen tras "la falta de una respuesta constructiva" a lo sucedido en Salisbury el pasado 4 de marzo.

Lea: Estados Unidos expulsa a 60 funcionarios rusos por envenenamiento de exespía

Igualmente, consideró que la medida es "proporcionada" y va "en línea" con las obligaciones legales de la OTAN.

Stoltenberg señaló que la respuesta de la Alianza al envenenamiento de Skripal y su hija Yulia en suelo británico con un agente nervioso no supone un cambio en el enfoque del organismo respecto a sus relaciones con Rusia, que combina el diálogo con una "defensa fuerte".

"Rusia aún tendrá una misión diplomática ante la OTAN. Su tamaño será lo suficientemente grande para facilitar el diálogo político entre la OTAN y Rusia", dijo.

Lea más: Catorce países de la Unión Europea expulsan diplomáticos rusos por caso Skripal

Asimismo, destacó que el ataque a Skripal fue la primera vez en la que se empleó un agente nervioso en el territorio de la Alianza e indicó que hasta el momento veinticinco países miembros de la OTAN y otros socios han expulsado "a alrededor de 140 funcionarios rusos" por el envenenamiento.

"Esta es una respuesta internacional amplia, sólida y coordinada", señaló.

Los países miembros de la OTAN instaron el pasado 14 de marzo a Rusia a "abordar" las cuestiones que le ha planteado el Reino Unido en el caso del envenenamiento, incluida una explicación "completa" del programa que creó el agente empleado en el ataque.

La Alianza expresó también su solidaridad con el Reino Unido y le ofreció su apoyo en la investigación abierta.