•   Bilbao, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía detuvo en España a tres personas dedicadas a la trata de seres humanos y que explotaban sexualmente a cuatro mujeres colombianas en dos viviendas de la ciudad de Vitoria (norte), a las que amenazaban con hacer daño a sus familias en el país de origen.

Según informaron hoy las autoridades regionales del País Vasco, la investigación comenzó al sospecharse que tres mujeres colombianas eran obligadas a prostituirse en una de esas viviendas, donde estaban encerradas por la responsable de la casa y su pareja.

 Cartagena protesta contra prostitución y explotación sexual de menores

Las víctimas eran captadas con anuncios para realizar tareas domésticas o cuidar de personas mayores.

Pero cuando llegaban a España descubrían que los trabajos no eran los acordados y debían pagar una "deuda" por los traslados.

Uno de los miembros de la organización, también de origen sudamericano, obligaba a las mujeres a consumir drogas y alcohol para incitar a los clientes a gastar más dinero.

Las tres mujeres se escaparon el 11 de marzo pasado aprovechando la ausencia de los captores, para lo que rompieron el candado de la puerta del dormitorio donde estaban encerradas.

 Autoridades de Panamá rescatan a colombianas y a venezolanas víctimas de trata

Una de ellas, que regresó a recoger sus pertenencias, fue golpeada y retenida por los delincuentes.

Entonces intervino la Policía autónoma vasca, que detuvo a la encargada de la vivienda.

Su compañero fue arrestado después en una céntrica calle de Vitoria, la capital del País Vasco, cuando se dirigía a otro domicilio, donde fueron liberadas las dos mujeres que habían huido de la otra vivienda.

 Ocho detenidos por prostitución de niños a cambio de comida en Venezuela

La Policía logró localizar a una cuarta joven víctima de la misma organización, que había huido de Vitoria a la provincia limítrofe de Guipúzcoa.

La investigación permitió descubrir y detener a una tercera persona implicada, pues participaba en la custodia de las mujeres, que incluso las habría vejado.