•   Buenos Aires, Argentina  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, se mostró hoy confiado en que la inflación se estabilizará en el segundo semestre del año tras el repunte que sufrió recientemente con el alza de las tarifas de servicios públicos en el país.

"La inflación estos meses, con el último ajuste grande de tarifas, pegó de nuevo un rebote" pero, "en el segundo semestre, de nuevo se va a ir planchando" hasta "lograr una inflación mucho menor en el 2019", afirmó en declaraciones a la radio Cadena 3 en las que admitió que conseguir reducir este índice es una de sus mayores preocupaciones.

 Mauricio Macri reduce 25% de puestos políticos en gobierno de Argentina

Asimismo, en febrero, la inflación fue del 25,4 % interanual, por lo que muchos economistas ven difícil que en 2018 se logre la meta del 15 % marcada por el Gobierno.

El pasado miércoles se anunció que las tarifas de gas natural, que ya se habían incrementado un 45 % en diciembre, aumentarán ahora hasta un 40 %, a lo que se une que los peajes en autopistas urbanas subieron el jueves un 13,4 % y que los billetes de trenes y autobuses urbanos, que ya habían sufrido un alza en febrero, aumentarán cerca de un 12 % este domingo.

Macri apuntó que el Banco Central tiene la responsabilidad de combatir la inflación "y lo está haciendo bien" y aseguró que "no" le preocupa "nada" que la entidad haya tenido que intervenir en varias ocasiones para ralentizar el aumento de precios con la bajada de las tasas de interés o la venta de dólares.

 Presidente de Argentina anuncia proyecto de ley para lograr la equidad de género

También hizo hincapié en los datos difundidos esta semana por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que mostraron que la pobreza en la población urbana se situó en el 25,7 % en el segundo semestre del año pasado, 4,6 puntos porcentuales por debajo de la tasa de igual período de 2016, y manifestó que, para 2019, espera sacar a "un millón de personas más" de esa coyuntura.

En ese sentido, consideró muy relevante el papel del turismo y destacó que 2,16 millones de personas, según cifras oficiales, se hayan trasladado a varios destinos del país por las vacaciones de Semana Santa porque supone un "récord en la historia".

 Mauricio Macri: Dios y Messi dirán si Argentina ganará el Mundial

"En una revolución de la tecnología que estamos viviendo, donde se destruyen empleos todos los días, donde más se van a crear es en el turismo. Y Argentina tiene de todo", aseguró.

Macri fue consultado por la polémica que despertaron este jueves las declaraciones de su ministro de Energía, Juan José Aranguren, quien reconoció que sigue teniendo parte de sus ahorros en cuentas en el exterior por la falta de "confianza" en el país que se despertó durante el kirchnerismo y afirmó que los mantendrá hasta que se recupere la imagen de Argentina.

El presidente respondió que no escuchó las declaraciones y no sabe si "se está sacando de contexto", y aprovechó para respaldar a Aranguren al apuntar que, cuando dejó la actividad privada para asumir la cartera, tuvo que "hacerse cargo del mayor despelote que dejaron los kirchneristas: un país sin energía, que perdía reservas todos los días, con las tarifas por el piso (suelo), apagones...".