•   Lashkar, Afganistán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Varias decenas de afganos están reunidos desde principios de la semana en una sentada por la paz en Lashkar Gah, capital de la provincia de Helmand, feudo talibán en el sur del país, en una inusual iniciativa de la sociedad civil tras décadas de conflicto.

Entre los manifestantes, una cincuentena de ellos mantenían una huelga de hambre, pero el sofocante calor hizo que decidieran abandonarla este sábado, tras la intervención de varios religiosos, informaron los organizadores a la AFP.

"Una decena de ulemas vinieron a vernos. Pusimos término a la huelga de hambre y les pedimos a cambio que nos apoyen para (conseguir) negociaciones de paz, lo que nos prometieron", indicó a la AFP uno de los principales organizadores, Iqbal Khaibar, de 28 años.

 El gobierno de Afganistán acorralado ante la sangrienta ola de atentados

Al menos siete hombres, deshidratados, tuvieron que ser trasladados al hospital de Lashkar Gah en la mañana, según un responsable provincial de salud, Aminulá Abed.

Los huelguistas, alrededor de medio centenar, fueron apoyados por decenas de personas -entre ellas mujeres que desafían las prohibiciones de esta región conservadora- hartas de la guerra, constató la AFP.

En el campamento donde se organizó la sentada se veían banderolas en las que se podía leer: "Sin paz, no hay vida posible".

"Me desmayé", explicó Qais Hashemi, de 27 años, hospitalizado. "Pero no quiero sus (cuidados): hoy me van a salvar la vida y mañana moriré en un atentado suicida".

 Ataque aéreo de Estados Unidos en Afganistán deja 13 muertos

Desde el lunes, varias decenas de personas se han congregado en el lugar de un atentado que dejó 13 muertos el 23 de marzo, en el centro de Lashkar Gah.

Diez de los 14 distritos de Helmand están bajo control talibán. Lashkar Gah, que sigue en manos del gobierno, es blanco de frecuentes atentados, que se han convertido en la primera causa de mortalidad relacionada con la guerra, junto a las minas.

Más de 10.000 civiles afganos resultaron muertos o heridos en 2017, según la ONU.