•   Seúl, Corea del Sur  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El líder norcoreano Kim Jong Un y su esposa asistieron el domingo al primer concierto de músicos surcoreanos en Pyongyang en más de una década, informó la agencia de noticias de Corea del Sur, Yonhap, citando como fuente al ministerio surcoreano de Cultura.

La visita de músicos de Corea del Sur es el último gesto de una serie de iniciativas de reconciliación previas a la anunciada cumbre del 27 de abril entre los mandatarios de ambas Coreas.

La joven pareja fue vista aplaudiendo durante la representación de dos horas, a la que también asistió la poderosa hermana del líder, Kim Yo Jong.

Kim, quien estrechó manos y se tomó fotos con las estrellas tras las bambalinas, afirmó que los eventos culturales intercoreanos deben hacerse con más frecuencia y sugirió hacer otro en la capital surcoreana en otoño, según un equipo de periodistas.

"Por favor díganle al presidente (surocoreano) Moon Jae-in lo grande que es un acto como este. Agradezco un regalo así para el pueblo de Pyongyang", dijo Kim al visitar a funcionarios surcoreanos.

Kim también mostró "gran interés" por las canciones de los cantantes del Sur durante el concierto, afirmó a la prensa Do Jong-hwan, ministro surcoreano de Cultura y cabeza de la delegación.

El proceso de distensión llega luego de años de roces debido a los programas de ensayos nucleares y de desarrollo de misiles de Corea del Norte, que le han valido sucesivas sanciones de Naciones Unidas.

Los 120 artistas surcoreanos --11 grupos, así como bailarines, técnicos y adeptos del taekwondo-- habían llegado el sábado a la capital norcoreana.

Los pasados Juegos Olímpicos de Invierno que se celebraron en Corea del Sur fueron el punto de arranque de una muy rápida distensión entre el Norte y el Sur.

Kim Jong Un había enviado al Sur a atletas y a animadoras, así como a su hermana menor en una delegación especial.

Siguieron luego intensos contactos diplomáticos que desembocaron en propuestas de cumbres entre las dos Coreas, y también entre Pyongyang y Washington.

La cumbre intercoreana será la tercera de este tipo desde las de 2000 y 2007. Ninguna fecha ha sido fijada por un eventual encuentro entre el presidente estadounidense Donald Trump y Kim, que la semana pasada se reunió en Pekín con el presidente chino Xi Jinping.

Corea del Norte sigue sin embargo muy aislada. El acceso a la cultura procedente del extranjero está severamente restringido e incluso penado por cárcel. Pero la K-pop (música popular de Corea del Sur) es muy famosa gracias a las llaves de memoria USB importadas ilegalmente de China.