•   Guatemala  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El senador de Estados Unidos, Marco Rubio, cuestionó la semana pasada la manipulación de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) por parte de “elementos radicales de la izquierda e incluso del presidente ruso Vladímir Putin”.

Rubio hizo esos comentarios en Twitter al referirse a un artículo publicado en The Wall Street Journal en el que se menciona supuestas irregularidades en el caso por el que fue condenada una familia rusa en Guatemala. 

El artículo titulado “Venganza del Kremlin en Guatemala”, explica que Igor Bitkov, su esposa, Irina, y su hija de 26 años, Anastasia, huyeron de Rusia en 2008 y ahora están en las cárceles de Guatemala gracias a las convicciones que surgieron de un reclamo de un banco estatal ruso de que la familia le debía dinero.

El senador de Estados Unidos, Marco Rubio.

“No se presentaron pruebas tangibles en la corte guatemalteca para probar el reclamo del banco. Pero la fiscal general guatemalteca, Thelma Aldana, respondió a la acusación rusa y la solicitud de la Cicig para procesar a la familia en abril de 2015 por cargos relacionados. Los Bitkovs fueron condenados en enero”, reseña el texto. 

Mary Anastasia O’Grady, quien fue entrevistada por el diario The Wall Street Journal, asegura que la Fiscal General, Thelma Aldana junto a la Cicig “respondieron” a la acusación de un banco ruso contra la familia de Bitkov, para procesarlos por lavado de dinero y usurpación de documentos, entre otros delitos.

“La historia tiene el timbre de una estrategia familiar de acumulación de activos utilizada por los expertos del Estado ruso, es decir, la camarilla de Vladimir Putin”, se lee en la columna.

Al respecto, el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad de Guatemala (Cicig) emitieron un comunicado para negar los señalamientos, según reportaron medios guatemaltecos. 

Tanto la Fiscalía Especial contra la Impunidad (FECI) y la Cicig calificaron como “tendenciosos” y que “no se ajustan a la realidad” los señalamientos en su contra en el Caso Migración.

“Los entes investigadores se limitaron a investigar la existencia de una estructura criminal que cometía actos ilícitos en la Dirección General de Migración de Guatemala”. 

En este expediente judicial están sentenciados a más de 10 años de prisión los rusos Vladimirovich Bitkov, Irina Bitkova y Anastasia Bitkova, informó el diario El Periódico. 

“Respaldo la idea, que detrás de la Cicig existan nuevos signos de cómo está siendo manipulada y utilizada por elementos radicales de la izquierda e incluso de Putin”, opinó Rubio en su cuenta de Twitter, el lunes pasado.

Ante estos señalamientos, la Cicig y la FECI detallaron que Igor Bitkov suplantó identidades de ciudadanos guatemaltecos, al comprarle documentos falsos a una estructura criminal integrada por trabajadores del Registro Nacional de las Personas (Renap), informó el diario guatemalteco.

El comunicado señala que “durante el proceso, la defensa no presentó ningún documento o evidencia sobre hechos vividos en Rusia por la familia Bitkov o una posible situación de riesgo”.

De igual forma indica que “tampoco se conoce que la familia hubiera hecho alguna solicitud de asilo, y, al parecer, una petición de refugio fue negada (a la familia) por la Comisión Nacional para Refugiados (Conrae), un órgano interministerial en el que participa un representante de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur)”.

El señalamiento del senador Rubio, de que el caso de la familia Bitkov pone en evidencia que la Cicig estaría siendo manipulada y utilizada por elementos radicales de izquierda, se une a una serie de señalamientos de que la Cicig actúa más allá del marco de la ley y la ecuanimidad, lo que podría ser peligroso en el futuro, porque cuando no queda claro hasta donde dicha institución actúa dentro de la ley, o ejerce una justicia forzada, se presta a crear espacios para reclamos en el futuro, en detrimento de la misma lucha contra la corrupción, que pregona.