•  |
  •  |
  • EFE

El 85 % de los padres hispanos en EE.UU. hablan en español a sus hijos, aunque la proporción disminuye a medida que se alejan de la primera generación de inmigrantes, según un estudio publicado hoy por el centro de investigación Pew Research Center.

El análisis apunta a que casi la totalidad (97 %) de los padres inmigrantes de primera generación, es decir, aquellos que llegan a EE.UU. desde países de habla hispana, sí se comunican en español con sus hijos.​

Hispanos en EEUU menos favorecidos con trasplantes de riñón, según un informe

El porcentaje se reduce hasta el 71 % entre los padres hispanos de segunda generación, aquellos con al menos un padre inmigrante; y al 49 % entre los progenitores de tercera o más generaciones.

Los analistas del centro Pew también encontraron que el uso del español también desciende en las familias donde uno de los cónyuges no es latino.

Alrededor de 40 millones de personas en Estados Unidos hablan español en su hogar, lo que lo convierte en el segundo idioma más hablado del país.

De hecho, únicamente el 55 % de los padres hispanos que tienen un cónyuge o compañero no hispano hablan español con sus hijos.​

Mileniales hispanos, en la mira de empresas en Estados Unidos por su poder adquisitivo

Además de hablar en español, una parte importante de los progenitores hispanos (70 %) estimulan a sus hijos para que también usen ese idioma de manera regular.

Por otro lado, nueve de cada diez de los encuestados aseguraron que se conversaba en español en su hogar durante su niñez, aunque el 20 % de ellos indicó que sus padres les desanimaron a practicar el idioma.

Los resultados de la encuesta también muestran que el dominio de la lengua española aminora entre los hispanos de segunda y tercera generación: sólo el 6 y 1 % de los hispanos de segunda y tercera generación, respectivamente, controla el español.​

Afirman que futuro migratorio de los hispanos está en sus “propias manos”

Contrariamente, únicamente el 7 % de los hispanos llegados a EE.UU. domina el inglés.

Alrededor de 40 millones de personas en Estados Unidos hablan español en su hogar, lo que lo convierte en el segundo idioma más hablado del país.

Al mismo tiempo, el crecimiento en el número de hispanos que hablan español se ha desacelerado, según datos de la Oficina del Censo de EE.UU.

Como resultado, la proporción de hispanos que hablan español en el hogar ha disminuido, mientras que la proporción que sólo habla inglés en el hogar ha aumentado, especialmente entre los más jóvenes.