•  |
  •  |
  • EFE

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto exigió este lunes a Estados Unidos respeto y seriedad en la renegociación del TLCAN y la relación bilateral, luego de que el mandatario estadounidense Donald Trump amagó nuevamente con salir del acuerdo comercial si México no frena la migración ilegal.

"Nosotros con toda seriedad nos hemos venido conduciendo en una mesa de acuerdo, de negociación y espero que siga, que se mantenga ese espíritu propositivo, de respeto mutuo, de cordialidad", dijo Peña Nieto en una breve declaración a periodistas que lo interrogaron sobre la última arremetida de Trump contra México.​

Trump arremete con furia contra México y el "Viacrucis Migrante"

Luego de que medios estadounidenses difundieron imágenes de una caravana de más de 1.000 migrantes centroamericanos que recorre México hacia la frontera con Estados Unidos, Trump fustigó al gobierno mexicano vía Twitter acusándolo de no hacer lo suficiente para detener la migración ilegal.

Y amagó, una vez más, con salirse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. "Deben detener la gran droga y el flujo de gente, o voy a detener a su ganado vacuno, TLCAN. ¡NECESITO MURO!".

Trump dice que DACA está muerto y urge a México a frenar caravana migratoria

Sin referirse de manera directa a Trump ni a temas migratorios, Peña Nieto subrayó que la negociación entre México, Estados Unidos y Canadá debe centrarse en "buscar puntos que realmente favorezcan el desarrollo de los tres países".

Uno de las mayores diferencias entre ambos gobiernos es la insistencia de Trump de que México pague el muro, lo que ha rechazado reiteradamente Peña Nieto, quien incluso ha cancelado dos visitas oficiales a Washington.​

Trump dice que México no actúa para controlar la frontera y amenaza al TLCAN

Este lunes Trump insistió nuevamente que "México tiene poder absoluto para no dejar que esa enorme 'caravana' de personas ingrese a nuestro país" y exigió que sea detenida.

La caravana, denominada "Viacrucis Migrante 2018", se encontraba este lunes en el sureño estado de Oaxaca, desde donde espera dirigirse a Puebla, donde un equipo de asesores legales mexicanos y estadounidenses analizará las posibilidades de que los migrantes, algunos viajando con toda su familia, obtengan refugio en México o Estados Unidos pues escapan de la violencia en su países.

Se estima que más de 500.000 personas cruzan irregularmente territorio mexicano cada año con intención de llegar a Estados Unidos, según datos de Naciones Unidas.