•  |
  •  |
  • EFE

Un grupo de comunicadores latinoamericanos exhortó hoy a los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Ecuador, Lenín Moreno, a adoptar las medidas que sean necesarias para proteger la vida de un equipo periodístico del diario ecuatoriano El Comercio, secuestrado en la frontera hace una semana.

El equipo, integrado por el periodista Javier Ortega (32 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45) y el conductor Efraín Segarra (60), fue secuestrado por disidencias de las FARC el pasado 26 de marzo en la frontera de Ecuador y Colombia y desde entonces no han trascendido noticias.​

Denuncian el secuestro de un funcionario colombiano en frontera con Venezuela

En la misiva, los periodistas exhortan a los Gobiernos "a salvaguardar la integridad del equipo periodístico de El Comercio, quienes realizaban sus labores de cobertura en la zona de conflicto, y evitar operativos que signifiquen poner en riesgo la integridad de los miembros del equipo periodístico".

 Amigos y compañeros de trabajo de los periodistas secuestrados  / Foto: EFE

Igualmente piden adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la seguridad de quienes ejercen el periodismo en contextos peligrosos.​

La dominicana que mató a un niño español pasa su primer día en la cárcel

Los exhortan además a "reconocer que hay una situación grave de seguridad en la frontera colombo-ecuatoriana que involucra a los dos países y exige acciones de los dos Gobiernos".

Los periodistas firmantes de la misiva, fechada en Quito, también piden a los Colombia y a Ecuador "dar las garantías necesarias para la intervención de organismos internacionales humanitarios en la zona de frontera".

Albaneses detenidos por tráfico ilegal internacional de personas

 

El Gobierno ecuatoriano mantiene hermetismo sobre las negociaciones que mantiene con los secuestradores del equipo periodístico, de las que solo ha trascendido que no han pedido rescate.

Aunque el Ejecutivo ecuatoriano no se ha referido a ningún grupo en concreto, el comandante de las Fuerzas Militares colombianas, general Alberto Mejía, atribuyó la autoría del secuestro a disidentes de las FARC, que no aceptan el acuerdo de paz.

Desde su desaparición el pasado lunes grupos de periodistas, activistas, ciudadanos de toda índole y familiares han realizado vigilias diarias en distintos puntos del país andino para pedir por su pronta liberación.