• |
  • |
  • AFP

Hortensia Damiana Morán, la tercera mujer que afirma ser la madre de un hijo del presidente Fernando Lugo, anunció hoy que lo demandará por filiación. "Voy a iniciar las acciones para exigir la identidad. De hecho el niño se merece una identidad", expresó la mujer, madre de Juan Pablo Morán, de 1 año y 4 meses.

Ex coordinadora de la Pastoral Social de la Iglesia y activista del movimiento luguista en la campaña electoral de 2008, Morán llamó a conferencia de prensa esta tarde, visiblemente ofuscada porque el ex obispo católico no admitió ni desmintió su paternidad horas antes en una rueda con los medios de comunicación. "Esto no va a quedar así", manifestó Morán.

Hace un par de días, la mujer aseguraba que no entablaría ninguna demanda, dando por descontado que el reconocimiento se produciría "en forma natural". Además, expresó que seguía "enamorada" de él y confesó su admiración tras describirlo como un "fenómeno" como hombre.

Mandatario no renunciará a su cargo pese a escándalo filial
El presidente de Paraguay, el obispo Fernando Lugo afirmó hoy que no renunciará a su cargo pese al escándalo generado por las demandas de paternidad en su contra y advirtió que el proceso que lleva adelante su gobierno no tendrá atrasos. "Ante los rumores de inestabilidad y de conspiración, este proceso no sufrirá retroceso hasta el 15 de agosto de 2013 cuando estaremos entregando a nuestro sucesor la banda presidencial", expresó Lugo en un mensaje leído en el palacio de gobierno en Asunción.

Tres mujeres diferentes aseguraron en las últimas dos semanas ser madres de hijos de Lugo, a quien su ministerio eclesiástico le exigía celibato. El presidente paraguayo reconoció la semana pasada a uno de los niños y hoy expresó que está dispuesto a colaborar con las autoridades. Interrogado el jefe de estado acerca de versiones sobre la existencia de más hijos suyos, Lugo se limitó a responder que "la confesión la doy a mis confesores".

El mandatario prometió que tratará las denuncias "siguiendo tres criterios. En primer lugar, una colaboración sin retaceos con la justicia. En segundo lugar, la verdad siempre hasta el final, en tercer lugar, siendo interlocutor de la justicia y de la prensa, mi abogado particular será mi referente que dará la información sin retaceos".

Lugo: "no me cuesta pedir perdón"
"No estuvo en mi intencion ofender a nadie y si alguien de la comunidad eclesial se ha sentido molesto o agraviado por esta situacion a mi no me cuesta pedir perdon cuando reconozco que he faltado a la iglesia al país, a los ciudadanos, a los que han depositado la confianza en mí".

La situación generó un escándalo en este país con un 90% de población católica, y varios líderes opositores pidieron la dimisión del jefe de Estado. El problema se desató durante la semana de Pascuas, cuando una mujer de 26 años, Viviana Carrillo, adelantó que presentaría una demanda por paternidad y prestación de alimentos contra el mandatario para que reconociera un hijo que cumplirá 2 años el 4 de mayo. Lugo aceptó la paternidad.

Este lunes apareció una segunda mujer, Benigna Leguizamón, de 27 años, quien reclamó la filiación de su hijo Lucas Fernando, de 6 años. Más hostil que la primera, entabló una querella por reconocimiento y prestación alimentaria al tiempo de exigir la prueba del ADN. El miércoles apareció Hortensia.

Otras dos mujeres mencionadas hoy en los medios de comunicación como madres de supuestos hijos de Lugo, precisaron que sólo mantienen relaciones de amistad con el ex religioso.

"Tiene que renunciar. Es la única forma de salvar a la nación. Si fuera patriota y se da cuenta que ha caído en un total ridículo, Lugo tiene que irse y entregar el poder al vicepresidente Federico Franco", manifestó el senador del Partido Liberal (oficialista), Alfredo Jaeggli. Franco señaló estar "preparado para gobernar".

Políticos del oficialismo protagonizaron hoy idas y venidas en reuniones extraoficiales para plantear hipótesis sobre un futuro gobierno que sea presidido por el vicepresidente Federico Franco, según ventilaron medios de prensa locales.

El presidente Lugo, un líder de izquierda que puso fin en abril de 2008 a 61 años de gobierno del Partido Colorado, lidera la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), que está en minoría en el Congreso. "Los que tejen sus telarañas y sus intrigas bajo la mesa pueden esperar sentados que ese tiempo llegue para intentar subir a la presidencia con la única fuerza, la victoria legítima en elecciones libres, como nosotros lo hemos hecho el 20 de abril del año pasado", añadió.