•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, tildó este jueves a su homólogo francés, Emmanuel Macron, de "pelele" y "sicario", en una nueva arremetida contra el mandatario europeo quien descalificó las elecciones presidenciales del 20 de mayo.

"Lo que me diga Macron me resbala, Macron es un pelele de la política de (el presidente estadounidense Donald) Trump contra Venezuela", dijo Maduro en rueda de prensa, antes de la activación de su comando de campaña.

 Lea: Maduro dice que Cumbre de las Américas fracasará y que no es su prioridad

El gobernante aseguró que el "pueblo soberano de Venezuela" es el único que puede juzgar los comicios, en los que busca su reelección hasta 2025.

El gobernante aseguró que el pueblo soberano de Venezuela es el único que puede juzgar los comicios, en los que busca su reelección hasta 2025. Foto: AFP/END

El mandatario rechazó que Macron critique las elecciones mientras su país atraviesa una "huelga general de toda la clase obrera, trabajadores y profesionales", en referencia a los paros intermitentes durante tres meses convocados por los trabajadores de la empresa pública de ferrocarriles.

"Está destruyendo Francia. A Macron lo pusieron en la presidencia de Francia para que ejerciera como sicario, Macron es un sicario de los intereses de la oligarquía financiera para destruir los derechos sociales del pueblo de Francia", expresó Maduro.

 De interés: Casi la mitad de los venezolanos evalúa no votar en presidenciales

"Iremos a elecciones, tendremos resultados y habrá presidente legítimo de Venezuela y no me importa un carajo lo que diga Macron", añadió.

El miércoles, el presidente venezolano acusó de "racistas" a los gobiernos de Francia y España, que ha promovido sanciones de la Unión Europea contra el gobierno de Maduro.

Ese mismo día, el canciller, Jorge Arreaza, entregó una nota de protesta al embajador francés en Caracas, Romain Nadal, por una reunión entre Macron y líderes opositores a los que Venezuela acusa de golpistas y de promover la violencia.

Se refería a Antonio Ledezma, exalcalde de Caracas que huyó de su arresto domiciliario a España en noviembre pasado, y a Carlos Vecchio, copartidario del detenido Leopoldo López y exiliado en Estados Unidos, quienes fueron recibidos por Macron en el Elíseo.

 Además: Oposición no reconocerá a Maduro como presidente si gana nuevamente comicios

El diputado y expresidente del Parlamento Julio Borges también acudió al encuentro, que Caracas tildó de "gesto inamistoso", y en el que el mandatario francés aseguró que las venideras elecciones carecen de condiciones para ser justas y libres.

Durante la cita, Macron advirtió que está dispuesto, junto a sus socios europeos, a "adoptar nuevas medidas si las autoridades venezolanas no permiten que se lleven a cabo elecciones democráticas".