•   Sao Paulo, Brasil  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La defensa del exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva presentó hoy una medida cautelar ante el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para evitar que exlíder sindical sea encarcelado tras el decreto de prisión.

La medida cautelar incluye un pedido para que el Gobierno brasileño impida el ingreso en prisión de Lula hasta que se agoten todos los recursos jurídicos, según un comunicado firmado por los abogados del expresidente, Cristiano Zanin Martins, Valeska Teixera Zanin y Geoffrey Robertson.

 Lea: ¿Qué dice la orden de prisión contra Lula?

El juez Sergio Moro dio a Lula, de 72 años, un plazo que vence a las 17.00 hora local (20.00 GMT) de este viernes para presentarse ante la Policía Federal de Curitiba para cumplir una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

Los abogados de Lula subrayaron la necesidad de que un "tribunal independiente examine si la presunción de inocencia" del exsindicalista fue "violada", después de que el Tribunal Supremo rechazara por un estrecho margen un "habeas corpus" para evitar su prisión antes de que fueran agotados todos los recursos en instancias superiores.

La defensa también urge a que sean analizadas "las alegaciones sobre conductas tendenciosas del juez Sergio Moro" contra Lula (2003-2010).

 De interés: Lula será recluido en celda especial y aislado de otros presos por seguridad

El exjefe de Estado fue condenado en 2017 por Moro a nueve años de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero, pero la pena fue ratificada y ampliada a 12 años y un mes por el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región de Porto Alegre el pasado 24 de enero.

La Justicia le acusa de haber recibido un apartamento de lujo en en la localidad de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, a cambio de beneficiar a la constructora OAS en la adjudicación de obras públicas ligadas a Petrobras.

Para frenar su prisión inmediata, la defensa de Lula también presentó esta madrugada un nuevo recurso ante el Tribunal Superior de Justicia (STJ).

 Además: Lula tiene de plazo hasta martes para presentar último recurso contra prisión

Los abogados de Lula entraron con un "habeas corpus" ante el STJ después de que el juez Moro firmara el jueves el decreto de prisión contra el expresidente, quien ha sido respaldado por la militancia y sus aliados políticos en el sindicato de los metalúrgicos de Sao Bernardo do Campo.

El Tribunal Superior ya había negado previamente un "habeas corpus" a la defensa de Lula para evitar que el exmandatario fuera encarcelado antes de agotar todos los recursos en instancias superiores.

Ese mismo recurso fue presentado por la defensa ante el Supremo, que la madrugada de este jueves también lo rechazó en una ajustada votación por 6 votos a 5, facilitando así la prisión del principal líder de la izquierda brasileña.