•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente catalán Carles Puigdemont descartó hoy que vaya a renunciar a su escaño de diputado en el Parlamento de Cataluña y planteó la necesidad de una mediación internacional para solucionar el conflicto con el Gobierno español, que, recalcó, es político y no judicial.

Puigdemont confirmó hoy en una rueda de prensa en Berlín, tras salir ayer de la prisión de Neumünster, que fijará su residencia en la capital alemana hasta que la justicia de este país resuelva la petición de extradición a España.

 Lea: Puigdemont sale de la prisión alemana de Neumünster

Explicó que su intención no es interferir en la política alemana, pero sí consideró que se necesita una mediación internacional, con ayuda "de otro país -diferente a España- o de una organización internacional".

El expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont se dirige a los medios tras abandonar la cárcel de Neumünster en Alemania. Foto: AFP/END

Puigdemont reiteró que "no tiene por qué" renunciar al acta de diputado para facilitar una investidura porque tiene sus "derechos intactos" y subrayó también que retiró "provisionalmente" su candidatura a la presidencia de la Generalitat, para facilitar la formación de un Gobierno.

En este contexto volvió a pedir "un cambio de estrategia" a Madrid y que permita la investidura del "número dos" de su partido, JxCat, Jordi Sànchez, pese a estar encarcelado en Madrid y después de que el Comité de Derechos Humanos de la ONU aceptara a trámite su demanda.

 De interés: La fiscalía alemana pide la extradición de Puigdemont a España

"Les invito a cambiar de estrategia y a dar el primer paso para que este conflicto que es político pueda tener una resolución política", manifestó Puigdemont dirigiéndose al Gobierno español.

Permitir que Sànchez sea elegido presidente, a su juicio, sería "un signo de respeto a la democracia", y un manera de iniciar "una nueva era de diálogo" para "resolver políticamente un problema que a todas luces es político".

Sobre si la independencia es la única solución aceptable, señaló que es su propuesta después del "fracaso clamoroso" de varios "ensayos en intentos" de probar otras fórmulas, pero aceptó que puede haber otras propuestas y se mostró dispuesto a escuchar las del Gobierno español.

 Además: Puigdemont, desde la prisión en Alemania: "no claudicaré"

"¿España tiene un proyecto para Cataluña? Nos gustaría verlo y discutirlo, estamos dispuestos a escuchar", aseguró.