•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó hoy que Brasil "sufre el peor golpe contra su democracia" después de que el exmandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se entregase ayer sábado a la Policía en su país para cumplir la pena de 12 años de prisión a que fue condenado por corrupción.

"Elección sin Lula, es fraude. Cárcel sin juicio justo y sin pruebas, es delito. Brasil sufre el peor golpe contra su democracia", escribió Morales en Twitter. Agregó que "movilizados los pueblos de Latinoamérica denuncian el más grave atentado de injusticia perpetrado por derecha pro imperialista ante los ojos del mundo".

Lula ya está en manos de la Policía Federal

Además, en un evento en la región sureña de Tarija, el gobernante boliviano reiteró su solidaridad al exmandatario brasileño y aseguró que "la lucha sigue por Lula libre". Morales dijo a Lula que "no se sienta solo" y expresó su confianza en que ganarán "esta batalla desde la cárcel" porque "estamos con la verdad".

"Los pueblos nunca abandonan cuando los gobiernos, los presidentes, los dirigentes trabajan para su pueblo", añadió. Evo Morales es uno de los líderes latinoamericanos que más ha mostrado su respaldo Lula da Silva, al considerar que el proceso judicial contra él es una maniobra para evitar que vuelva al poder.

El exmandatario de Brasil (2003-2010) se entregó ayer en Sao Paulo ante las autoridades para cumplir el mandato de prisión decretado el pasado jueves por el juez Sergio Moro, quien le condenó el año pasado por supuestamente haberse beneficiado de las corruptelas ocurridas en el seno de la petrolera estatal Petrobras.

Su ingreso en prisión en Curitiba estuvo marcado por los incidentes que se produjeron cuando aterrizó en el helipuerto de la sede policial y explotaron dos supuestos petardos en medio de la concentración de los seguidores de Lula, según la versión de la Policía.